05/02/2023
07:13 AM

Más noticias

Hallan culpable a Ramón Romero

El ex director de Migración, Ramón Romero, reaccionó desconcertado cuando escuchó el fallo de la boca de la jueza Miriam Barahona. “Por mayoría de votos, con el voto disidente de la abogada -Rosa Elena- Bonilla se condena al señor Ramón Alexis Romero por tres delitos de abuso de autoridad”.

El ex director de Migración, Ramón Romero, reaccionó desconcertado cuando escuchó el fallo de la boca de la jueza Miriam Barahona. “Por mayoría de votos, con el voto disidente de la abogada -Rosa Elena- Bonilla se condena al señor Ramón Alexis Romero por tres delitos de abuso de autoridad”.

Romero, sus abogados y los presentes en el juicio esperaban que el tribunal de Sentencias de la sala uno lo declarara inocente.

Estaba acusado por tres delitos de abuso de autoridad desde el 1 de mayo de 2005, cuando la Policía lo detuvo y la Fiscalía contra el Crimen Organizado lo acusó.

Tuvieron que transcurrir más de dos años para que fuera sometido a juicio oral y público.

El tribunal inició la evacuación de prueba el 7 de junio de este año; el día siguiente, los debates quedaron suspendidos porque los dos testigos protegidos de la Fiscalía y una testigo de la defensa no comparecieron a rendir declaración. Las audiencias fueron pospuestas y reiniciaron ayer.

En la tarde se evacuó la prueba restante y la declaración de los dos testigos protegidos de la Fiscalía se tomó en el Ministerio Público.

El requerimiento fiscal, promovido contra Romero, indicaba que mientras ejercía el cargo de director de Migración, el funcionario emitió tres autorizaciones especiales para el ingreso por una sola vez al territorio nacional, sin cable ni visa, de ciudadanos colombianos.

La primera autorización se efectuó a favor de los colombianos Ángela Johanna Paez Wandurraga, María Alcira Wandurraga Sánchez y Alfonso Wandurraga Pinilla.

La segunda a favor de María del Carmen Wandurraga Pinilla, Estefanny Mabel Vásquez y Tránsito Wandurraga Pinilla.

La última autorización se habría efectuado a favor de los colombianos Gustavo Antonio Wandurraga Rojas, Laura Ximena Wandurraga Vásquez, Sandra Milena Vásquez Sánchez y Nidia Pantoja Campos.

Argumentos

Según la fiscalía, la Ley de Migración y Extranjería requería que ingresaran al país con visa consultada.
La defensa del encausado alegó en juicio que Romero actuó en base a ley y que por tanto no existe el delito imputado, porque el régimen aplicable es el de visa consular.

En base a las pruebas aportadas por ambas partes, el tribunal tomó una decisión.
A la parte perdedora del juicio le queda el recurso de casación.

El 23 de julio de este año será la audiencia de individualización de la pena. La fiscalía tiene la opción de pedir de 9 a 18 años de cárcel y la defensa podrá solicitar la mínima 9 años.

La medida sustitutiva de Romero podría seguir vigente mientras el tribunal no le fije la pena concreta, la que se realizará en una audiencia posterior a la del 23 de julio.

Por ser una pena mayor a cinco años de cárcel, en este caso el imputado no puede pagar una conmuta.
Romero estuvo preso en el 2005 en las instalaciones de la Dgic, pues la defensa argumentaba que corría peligro. Permaneció en esa celda por varios meses sin ser trasladado a la Penitenciaría Nacional.

Fechas

1 de mayo de 2005
Ramón Romero fue detenido en la residencia de su madre en la Villa Olímpica, que allanaron previamente los agentes y la fiscalía.

27 de septiembre de 2005
El Tribunal de Sentencias de Francisco Morazán decidió someter a juicio oral y público a Ramón Romero por tres delitos.

Investigaciones en su contra
Tegucigalpa. Las investigaciones realizadas hace dos años por los cuerpos de inteligencia del Estado apuntaban a que el director de Migración y Extranjería, Ramón Romero, conocido entre sus amistades como “Romerito”, resolvió favorablemente el ingreso de ciudadanos chinos, colombianos y de otras nacionalidades en el marco de una red internacional de traficantes de indocumentados.

Se tuvo acceso a un informe de Inteligencia, documentos y fotografías en las que aparentemente se evidencia la participación de algunos funcionarios de Migración en el tráfico de chinos. Por medio de estas operaciones, los funcionarios habrían recibido miles de dólares, de acuerdo al informe.

Precisamente debido al contenido de este informe, el Gobierno decidió suspender al funcionario el 22 de abril de 2005.

Las pesquisas contra Romero y la labor que realiza Migración fueron seguidas por investigadores especiales, según trascendió.