San Pedro Sula, Honduras

Cuatro empresarios yoreños que estaban acusados de lavado de activos recibieron este viernes un sobreseimiento definitivo a su favor.

La audiencia inicial se desarrolló en el Juzgado de Letras Penal con competencia nacional en materia penal de San Pedro Sula.

Los empresarios son Catalino Márquez Benítez, Deisy Leonila Velázquez Lagos, Delmis Siomara Velásquez Lagos y Pablo Márquez Benítez, a quienes se les acusó por el delito de lavado de activos.

En el expediente investigativo se estableció que su incremento patrimonial ha sido en base a las utilidades obtenidas de forma lícita.

En la audiencia inicial donde el juez ordenó su inmediata libertad, se presentaron las pruebas documentales, periciales por parte del ente fiscal y las pruebas de descargo como la acreditación y justificación del patrimonio económico legal.

En 2018, según información de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico (DLCN), Catalino Márquez Benítez logró su fortuna desde hace 18 años cuando supuestamente comenzó a lavar dinero producto del narcotráfico.

En ese año las autoridades le aseguraron 30 bienes, 12 sociedades mercantiles y 30 vehículos.

Uno de los supermercados más grandes de Yoro fue asegurado, al igual que tiendas de ropa de mujer y hombre, una ferretería, varias bodegas, una plaza comercial y un lubricentro, todos con el nombre Márquez.