LA CEIBA.

En un juicio oral y público desarrollado ayer en esta ciudad, un tribunal encontró culpable a un menor de edad involucrado en la violación grupal de una adolescente.

El hecho ocurrió el 20 de abril de 2019 en un complejo hotelero en el municipio de Jutiapa, a unos 20 minutos de La Ceiba.

El menor se entregó a las autoridades meses después del hecho luego de que la Fiscalía emitió las órdenes de captura. También lo hizo otro de los acusados del ultraje sexual, identificado como Luis José Ulloa Hernández (de 20 años), a quien se le sigue proceso penal.

El Ministerio Público informó en un comunicado que un tercer infractor de nombre Juan Manuel Gómez Castejón se encuentra prófugo. A este último se le supone responsable a título de coautor del delito de violación especial en su grado de ejecución de tentativa.

15 años de prisión señala el Código Penal por el delito de violación especial, en el caso de que los acusados del ultraje sexual sean mayores de 18 años.
La sentencia condenatoria contra el menor de edad se obtuvo por la infracción penal de violación agravada a título de coautoría. La Fiscalía Especial de la Niñez solicitó para el acusado siete años de internamiento en el centro pedagógico de Jalteva, en Francisco Morazán.

La lectura de la sentencia se programó para el 18 de marzo.

El hecho

Según lo relatado por Flor Sosa, madre de la víctima, la menor se encontraba en el complejo en compañía de su familia en abril de 2019. En horas de la tarde del sábado de Semana Santa, la estudiante de una escuela bilingüe se encontró con el ahora infractor, quien la invitó a una de las villas en que se hospedaba junto con otros amigos, entre estos compañeros de estudio de la agraviada. Al llegar, a la joven le dieron bebidas alcohólicas y la drogaron, dejándola en un estado de indefensión, lo que aprovechó el acusado para abusar sexualmente de ella, junto con otros adultos, según las investigaciones.

La adolescente fue llevada a una clínica privada y luego fue sometida a un examen forense, el que en efecto confirmó que fue drogada y violada por tres sujetos.
Un día después, los familiares de la jovencita interpusieron la denuncia ante las autoridades. Tras presentar los requerimientos fiscales, la Policía ejecutó allanamientos en La Ceiba, Tocoa y Trujillo, hasta lograr que dos de los acusados se entregaran. Desde que ocurrió la violación, la madre de la colegiala junto con grupos de defensoras de mujeres y sociedad civil han realizado marchas y plantones frente a las Fiscalías de La Ceiba, San Pedro Sula y Tegucigalpa con el propósito de exigir justicia para su hija.

El Ministerio Público tiene en su poder el dictamen forense que confirma que la menor fue violada por tres sujetos. En su cuerpo encontraron lesiones y residuos que dejaron sus agresores, lo que fue fundamental para esclarecer el caso.