30/06/2022
10:32 AM

Más noticias

Les disparan en la cabeza luego de sacarlos de su casa en Omoa

Aparecieron ayer en un predio baldío en Tegucigalpita, Omoa.

OMOA.

Doce horas después de haber sido sacados por la fuerza de su casa, dos hombres aparecieron muertos en una zona cercana a Tegucigalpita en Omoa.

Las víctimas fueron identificadas como Yuri Zerón y óscar Martínez, quienes residían en la comunidad garífuna de Masca.

Según informes de la Policía, los dos hombres fueron privados de su libertad la noche del miércoles luego de que varios sujetos armados y en vehículo llegaron a la zona y se los llevaron amenazados.

Luego del incidente, los familiares y vecinos comenzaron a buscarlos en áreas cercanas, también elementos policiales llegaron a la casa de las víctimas, por la denuncia de los parientes.

Durante toda la noche los parientes preocupados buscaron y esperaban que alguien los llamara para darles noticias de su paradero.

Hallazgo
Vecinos llamaron a la Policía para reportar el hallazgo de los cuerpos de las víctimas que estaban tirados en las cercanías del puente de la aldea Tegucigalpita, hasta donde los llevaron y les dispararon en la cabeza.
Pero fue hasta ayer en horas de la mañana que se dieron cuenta de que dos hombres estaban muertos a unos 30 metros del puente que comunica a la aldea de Tegucigalpita.

Los cuerpos de Yuri Zerón y óscar Martínez estaban tirados en un predio solitario.

Los familiares llegaron a la escena y confirmaron que se trataba de ellos, por lo que entre llantos lamentaron que les quitaran la vida.

Autoridades de Medicina Forense, agentes de Investigación y de la Fiscalía que hicieron el reconocimiento e inspección en la escena dijeron que las víctimas tenían impactos de bala en la cabeza.

Los llevaron hasta el lugar y al parecer los pusieron de rodilla y les dispararon, según los informes preliminares.

Yuri Zerón vestía una calzoneta verde con azul mientras que Óscar Martínez solo andaba puesta su ropa interior.

Después de sacarlos de su casa, a los dos hombres los llevaron hasta una zona solitaria donde les dispararon sin mediar palabra. Hasta ayer los agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) no tenían móviles de los dos asesinatos y tampoco sospechosos.

Familiares estaban ayer en la morgue de Medicina Forense esperando les entregaran los cuerpos para llevarlos a Masca donde residían.

Pobladores de Masca lamentaron en las redes sociales que las autoridades no investigaran los crímenes que han ocurrido en la zona y que pocas veces capturan a los hechores.