24/06/2024
11:33 PM

Celosa y posesiva era Ericka, según parientes de víctima

  • 16 enero 2018 /

Investigan si la mujer andaba acompañada por otra persona cuando llegó a dispararle a su esposo.

San Pedro Sula, Honduras.

“Era muy celosa, posesiva y le decía que si quería volver a ver a sus hijas que regresara con ella”, así describe Gabriel Vásquez a Ericka Yanina Montoya, acusada de asesinar a su esposo.

Vásquez dijo que su hermano Josué Daniel se casó con Ericka en 2010, pero el matrimonio funcionaba como cualquier otro y creían que los problemas eran los normales de las parejas.

No obstante, manifestó que en los últimos años comenzaron los celos excesivos y Josué Daniel decidió separarse.

En 2017, Ericka Yanina, cuando ya estaban separados, llegó al lugar donde su esposo vivía solo y, según Gabriel, un hermano de ella le hizo varios disparos a Josué Daniel.

Luego, la mujer interpuso una denuncia por violencia doméstica en contra de Vásquez Ochoa y el juez aplicó medidas restrictivas para que él no se acercara a su esposa ni al lugar de trabajo de ella.

“Sabíamos que era una mentira que él la había agredido porque ya habíamos visto todo lo que ella le había hecho, pero él cumplió con lo que le impusieron, pese a que sufría por no ver a sus dos hijas”, expresó Gabriel Vásquez.

Gabriel describe a su hermano como una persona servicial, cercano a su familia y “sobre todo éramos testigos del amor que les tenía a sus hijas”.

Los familiares recuerdan con cariño la última vez en diciembre cuando Josué Daniel compartió con sus niñas de tres y dos años. “Él se desconectó hasta del celular y redes sociales para disfrutarlas un momento”. Josué Daniel logró ver a sus hijas porque, de acuerdo con sus familiares, Ericka Yanina lo llamó y lo citó en un centro comercial donde ella le dijo que si quería seguir viendo a las niñas tenía que regresar a vivir con ella.

La obsesión de Ericka Yanina tampoco la dejaba aceptar que su esposo ya tenía otra pareja, por lo que no asimilaba la idea de una separación definitiva, agregaron los parientes.

“Era el mejor padre, murió por sus hijas y esas demandas de violencia doméstica fueron un invento de ella por querer vengarse porque él ya no quería estar con ella”, escribió Jessica Vásquez, hermana de Josué Daniel.