23/02/2024
01:50 AM

Haber mirado a asesinos de caficultor les costó la vida

  • 01 septiembre 2020 /

Los testigos del asesinato son los cazadores Noemías Muñoz y Miguel Erazo.

Tegucigalpa, Honduras.

Viajaron desde el oriente del país hasta la capital para tramitar el retiro de los restos mortales de sus parientes en Medicina Forense.

Las víctimas son tres hombres que la noche del sábado pasado fueron ultimados a balazos y machetazos en el departamento de El Paraíso.

Noemías Jeremías Muñoz Valladares (de 31 años) y Miguel Antonio Erazo Duarte (de 27) salieron del caserío Los Mangos en Jutiapa, valle de Jamastrán, a una cacería en el sector montañoso de Jutiapa. En la oscuridad de la noche, los amigos escucharon una ráfaga de disparos en la carretera y salieron de en medio del bosque para averiguar qué estaba pasando y unos maleantes los atacaron a balazos.

LEA: Asesinan a tres hombres en el Valle de Jamastrán, El Paraíso

A unos metros de donde quedaron los cadáveres de los dos cazadores estaba un tercer cuerpo, era Rafael González Cáceres (de 40), un caficultor residente en la aldea San Ramón Abajo, sector La Lodosa, jurisdicción de Danlí, que fue asaltado y ultimado por los tipos que victimaron a los cazadores.

González viajaba en su carro a la aldea La Campa, adonde compraría unos insecticidas.