17/05/2024
06:55 PM

Asesinan con saña a niño de 2 años y lo tiran a letrina

El hecho ocurrió el sábado en el sector 1 de la colonia Nueva Capital de Comayagüela

Tegucigalpa. Un niño de apenas dos años, identificado como Jeffry Jafet Ávila Sevilla, fue asesinado con saña y lanzado a una letrina de una humilde vivienda en el sector 1 de la marginal colonia Nueva Capital.

El pequeño vivía con sus padres y tres hermanos más en otra casa a una cuadra y media de donde ocurrió el hecho que ha causado consternación entre los vecinos del sector.

Según versiones preliminares de la Policía de Investigación, el menor presentaba una herida en el abdomen, causada posiblemente con un destornillador, y con un cable de cargador de teléfonos atado fuertemente al cuello, lo que le provocaron la muerte. El padre del pequeño, Adonis Ávila, dijo que el posible hechor del crimen es un vecino a quien solo conoce como Cristian, quien vive en la casa en la que se encontró el cuerpo del infante.

Ávila contó que el niño siempre salía al patio de la casa a jugar, por lo que cree que con “un churrito”, fácilmente pudieron engañarlo. El padre se percató de que el niño había desaparecido a eso de la 1:00 pm del sábado, por lo que recorrió casi toda la colonia para buscarlo, incluso fue a preguntarle a Cristian, su vecino, si había visto al pequeño Jeffry Jafet. “El muchacho estaba solo en la casa, tenía la grabadora con el volumen muy alto y como que no quería hablarme”, relató el apesarado padre.

Ávila comentó que casi a las 4:00 pm le informaron que habían encontrado al niño y corrió, creyendo que estaba vivo, pero al llegar se encontró que el menor ya había muerto.

De inmediato, los familiares denunciaron el hecho ante las autoridades, las que se hicieron presentes a investigar el caso.

Inspeccionan el área

Agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) y del Ministerio Público acordonaron el área en la que se encontró el cadáver del menor, donde encontraron algunas evidencias que servirán para esclarecer el crimen.

Adonis Ávila comentó que en la casa se hallaron algunas cosas que van a servir para demostrar la culpabilidad del supuesto responsable que ya se encuentra detenido por la Policía y que fue interrogado por los agentes asignados al caso. La mañana de ayer, los familiares retiraron el cadáver del menor de la morgue capitalina y lo trasladaron al municipio de Orica, de donde son originarios.

Ávila comentó que hace tres meses viajó a Tegucigalpa en busca de un futuro mejor, pero que en el tiempo que permaneció en la ciudad “no me salió nada”. “Me fui a Tegucigalpa para sacar adelante a mis hijos, pero regresé con mi niño muerto”, se lamentó el acongojado padre.