Azacualpa, Santa Bárbara.

El alcalde del municipio de Azacualpa, Santa Bárbara, Carlos Orlando Sandres Maldonado, denunció este martes que fue víctima de un atentado violento en su residencia, junto a su familia.

El edil, candidato a la reelección del cargo por el Partido Nacional, dijo que personas a bordo de una motocicleta lanzaron bombas a su casa de habitación.

Lea: Elecciones en Honduras, entre la incertidumbre, confrontación y el odio

En horas de la noche fueron a tirar unas bombas a la casa, de esas grandes. Gracias a Dios, solo reventó una parte; pero tuvimos que salir a la carrera para la calle con la familia porque no se aguantaba el humo”, denunció.

Sandres describió que logró observar a hombres lanzando las que, presume, eran bombas lacrimógenas. Sin embargo, dijo que su familia y vecinos no sufrieron mayores efectos nocivos para la salud.

El edil hilvana cinco períodos en el cargo de la comuna de Azacualpa, en la zona occidental del país. Añadió a la denuncia: “Si quieren que me vaya debe ser de buena manera”.

Consideró que “lo que está pasando es meramente político”. Ayer, el alcalde santabarbarense regresó de acompañar una caravana y concentración política, como cierre de campaña.

Además: Especial elecciones generales en Honduras 2021

Por último, Sandres comentó: “Gracias a Dios el incidente no tuvo mayores consecuencias porque si no, no lo estuviéramos contando”.

El jefe edilicio denunció los hechos a las autoridades policiales en la región. Las indagaciones en torno a la denuncia de Sandres comenzaron esta mañana.

VIOLENCIA ELECTORAL

Más de una veintena de políticos han sido asesinados en Honduras durante el actual proceso electoral, según cifras del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah).

También este miércoles el aspirante a alcalde Campamento, Olancho, Héctor Estrada, sufrir un atentado criminal.

La semana anterior fue asesinado el alcalde de Cantarranas, Francisco Gaitán, 15 días antes de los comicios que se celebrarán en el país centroamericano el 28 de noviembre, en el que más de 5 millones de hondureños están habilitados para votar.