23/04/2024
05:33 PM

Agentes de Estados Unidos escudriñan casos de corrupción en Oabi

  • 07 febrero 2016 /

San Pedro Sula, Honduras.

Un equipo de la Embajada de Estados Unidos apoyan a los fiscales contra la Corrupción que trabajan en una auditoría intensa en la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi), para documentar los actos irregulares cometidos por directores y administradores de esa institución.

Durante la semana, el personal de la embajada ha permanecido en las oficinas regionales de la Oabi, ubicadas en los bordos de Bermejo de San Pedro Sula, y junto con fiscales han escudriñado en la documentación de cada una de las propiedades incautadas que han sido arrendadas a ciudadanos en diferentes zonas de la ciudad.

La investigación se centra en la administración del ahora exdirector de la Oabi Humberto Palacios Moya, quien está acusado por abuso de autoridad cometido supuestamente cuando dirigió esa institución, y quien permanece bajo custodia policial.

El proceso en el que se han agregado expertos busca también detectar supuestas anomalías que se dieron en la regional de San Pedro Sula cuando fungió como administrador César Salgado Rodríguez, yerno de Palacios Moya. Las primeras investigaciones comenzaron luego que empleados de la Oabi denunciaran las irregularidades con la firma de contratos de arrendamiento, así como con la contratación de empresas para prestar servicios de seguridad en las propiedades incautadas.

Con las averiguaciones, la Fiscalía logra acusar a Palacios Moya por dos delitos de abuso de autoridad, según el Ministerio Público, cometidos porque contrató de forma ilegal a su yerno César Andrés Salgado Rodríguez como administrador noroccidental de la Oabi en San Pedro Sula.

Estando en ese cargo también le arrendó una casa que estaba a disposición de la Oabi . Firmaron un contrato que indicaba que Salgado Rodríguez haría mejoras por 360,000 lempiras que iban a ser deducidas mediante cuotas de 6,000 lempiras pagaderas en 60 meses.

El inmueble fue dado en arriendo sin efectuar el dictamen de la Unidad de Administración y Gestión Empresarial (Uage), por lo que no tenía soporte legal. De igual manera los fiscales establecieron que Salgado no hizo las mejoras a la vivienda señaladas en el contrato

Más irregularidades

Aunque la Fiscalía de Transparencia y Combate a la Corrupción solo ha presentado esas dos acusaciones, aún investigan otros contratos de arrendamiento durante la administración de Palacios Moya. También tienen un expediente de una residencia administrada por la Oabi entregada para su arriendo a una inmobiliaria.

Se supone que la empresa debía pagar 800 dólares al mes, pero en la documentación encontrada en las oficinas de la Oabi durante un año no pagó nada, por lo que la deuda asciende a los 200,000 lempiras y nunca fue cobrada.

Los investigadores que trabajan en conjunto con los fiscales a diario revisan contratos, hojas de inventarios, así como los pagos de cada una de las casas que están rentadas, cada vez encuentran irregularidades con las cuales pretender presentar más acusaciones contra el exfuncionario Palacios Moya.