A bazucazos matan a 4 hombres en emboscada

Uno de los fallecidos era el comerciante Franklin Arita Mata y los otros tres ultimados eran sus guardaespaldas.

En una emboscada donde se utilizaron bazucas y otras armas de alto poder fueron acribillados cuatro hombres y otra persona más resultó herido de gravedad, ayer a las cuatro y media de la tarde en la aldea El Rosario, de este municipio.

En el violento incidente resultó muerto el comerciante Franklin Arita Mata, 33, y tres guardaespaldas suyos, quienes fueron identificados preliminarmente como Maudo Antonio Ramos Córdoba, Leonel Ramos Córdoba y Elvin Mejía.

El herido de gravedad es Marlon Urrutia, quien fue llevado a una clínica en El jaral, Santa Rita, Copán, pero por la gravedad de sus heridas fue trasladado al hospital Mario Rivas de San Pedro Sula.

Las víctimas se conducían a bordo de un carro blindado, Toyota Land Cruiser de paila, color champan, placa PCV- 4463.

La unidad pese a ser blindada no resistió el impacto de tres bazucazos, además las víctimas fueron acribilladas con disparos de fusiles M-16 y R-15.

Tres horas después del mortal atentado llegaron al sitio de la masacre las autoridades del Ministerio Público.

La aldea está ubicada a 15 kilómetros de Santa Rita. Luego del levantamiento de los cuerpos los mismos fueron trasladados anoche a la morgue judicial, aunque los parientes de Franklin solicitaron a las autoridades que les entregaran el cadáver allí mismo.

Los hechos

Según informaron las autoridades, el vehículo en que viajaban las víctimas transitaba hacia una de las propiedades de Arita, pero en el trayecto fueron emboscados por varios sujetos a bordo de dos carros, cuyas características no fueron conocidas.

La Policía supone que desde un auto se disparó la bazuca y del otro los disparos de fusil que remataron a las víctimas.

La balacera y el estruendo de los bazucazos que destruyeron el carro blindado atemorizaron a los vecinos que prefirieron refugiarse en sus casas.

Según la evaluación preliminar de la Policía, el ataque no dio ninguna posibilidad de defensa a los cuatro hombres.

Franklin Arita Mata, el principal objetivo de los homicidas, regresó el domingo de Estados Unidos, adonde se había ido después del atentado que sufriera hace dos meses.

Según el jefe regional de la Policía, comisionado Juan Carlos Bonilla, por la forma como se dieron los hechos, el móvil podría ser una venganza.

Bonilla informó que se han asignado varios equipos policiales para hacer las investigaciones y determinar quiénes son los autores de este hecho criminal.

La Prensa