Dictan prisión preventiva contra supuesto asesino de la abogada Cintya Sierra

La mujer fue encontrada muerta el pasado 27 de julio en la residencial Prados Universitarios, de Tegucigalpa.

Cintya Yareli Sierra Maradiaga fue asfixiada dentro de su habitación.
Cintya Yareli Sierra Maradiaga fue asfixiada dentro de su habitación.

Tegucigalpa, Honduras.

Auto de formal procesamiento y prisión preventiva recibió Carlos Reniery Valladares Rodríguez, supuesto responsable del femicidio agravado de su esposa Cintya Yareli Sierra Maradiaga.

El Ministerio Público (MP) informó mediante un comunicado que la audiencia preliminar se señaló para el próximo 23 de septiembre.

De acuerdo con las indagaciones, el lunes 26 de julio, aproximadamente a las 7:30 de la noche, la víctima Cintya Yareli Sierra Maradiaga, junto con el acusado Carlos Reniery Valladares Rodríguez se conducían a bordo de una camioneta marca Ford, tipo camioneta, color negro, placas PCV-4936, hacia su casa de habitación ubicada en la residencial Prados Universitarios, de Tegucigalpa.

Tras llegar la víctima a la vivienda, decidió descansar, mientras que el sospechoso se quedó en el garaje. Después el encausado ingresó a la habitación donde descansaba su cónyuge, quedando solos en la habitación.

Tres horas más tarde, siendo aproximadamente entre las 10:30 de la noche del lunes 26 de julio y 1:30 de la madrugada del martes 27 de julio, procedió a agredir físicamente de manera violenta y con alevosía a la víctima, provocándole múltiples heridas en la cara, brazos, manos, piernas, hasta asfixiarla mediante sofocación por obstrucción de los orificios respiratorios.

Luego de terminar de ejecutar el crimen, siendo alrededor de las 3:30 de la madrugada del martes 27 de julio, salió de la vivienda, abandonando la escena con rumbo desconocido y dejando el cadáver en la habitación.

Posteriormente, en horas de la mañana fue encontrada sin vida y con signos de violencia el cuerpo de la abogada Sierra Maradiaga, por lo cual se realizó el respectivo levantamiento cadavérico.

Por este caso, la captura de Carlos Reniery Valladares Rodríguez se ejecutó en un restaurante a inmediaciones del aeropuerto de Toncontín.

La Prensa