Investigaciones: inscripción de reo que se borró las huellas con ácido fue durante la pandemia

Fiscalía presentó pruebas por 4 delitos, pero aún no demuestran científicamente que es él prófugo. Suponen que usa una identidad de un niño que murió, pero que no estaba registrado.

VER MÁS FOTOS

SAN PEDRO SULA

Un técnico en dactiloscopia de Medicina Forense no logró obtener ninguna huella de los dedos de Jesús Valmaña Cruz (quien se identifica como Ricardo Ezecson López Cerrato) ayer en presencia del juez de lo penal y el fiscal, porque no dejó marca al borrárselas con ácido.

Al no lograr las huellas dactilares para compararlas con el padrón del Registro Nacional de las Personas (RNP), las autoridades no pueden probar legalmente de que el sujeto es Jesús Valmaña Cruz, un reo condenado a 63 años y 4 meses de prisión por el secuestro y asesinato de un empresario ceibeño.

Agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) capturaron el 2 de junio en la colonia Jardines del Valle a Jesús Valmaña Cruz, a quien durante varios meses habían investigado, pues los sindican como administrador y proveedor de la pandilla 18. Los agentes lo detuvieron cuando se conducía en un turismo en el que le decomisaron dinero y una licencia de conducir en la que aparece su fotografía con el nombre de Ricardo Ezecson López Cerrato.

La Fiscalía Contra el Crimen Organizado acusó a Jesús Valmaña Cruz de usurpación de identidad, uso de documentos públicos falsos, cohecho cometido por particular y quebrantamiento de condena.

Ayer en la audiencia inicial, la Fiscalía presentó pruebas indiciarias de esos delitos, por lo que el juez con jurisdicción nacional decretó el auto de formal procesamiento con prisión preventiva.

Dos identidades

Los investigadores solicitaron los padrones al Registro Nacional de las Personas (RNP) de Jesús Valmaña Cruz y Ricardo Ezecson López Cerrato, y se sorprendieron por los hallazgos.

En el registro legal de Jesús Valmaña Cruz su número de identidad es 0101-1995-02739, nació en La Ceiba, Atlántida, y aparece una fotografía de un hombre joven como foto anterior, pero no tiene imagen en la opción de nueva foto.

En el padrón del RNP, Ricardo Ezecson López Cerrato tiene el número de identidad 1516-1994-00665 y fue inscrito como hondureño por naturalización en Salamá, Olancho, el año pasado. Ahora las investigaciones están encaminadas a determinar cómo Jesús Valmaña Cruz pudo ser inscrito con el nombre Ricardo Ezecson López Cerrato en el RNP en 2020.

El tiempo de la inscripción fue durante la pandemia y supuestamente cuando las oficinas estaban cerradas.

También se conoció que Ricardo Ezecson López Cerrato es un niño originario de Salamá que murió a los 10 años, pero que nunca fue inscrito en el RNP.

Para los investigadores, las fotografías de los dos padrones del RNP son de la misma persona, pero tienen que demostrar con pruebas científicas (huellas dactilares) si el detenido es el condenado Jesús Valmaña Cruz.

reo sin huellas honduras(800x600)

Silencio

Otras de las interrogantes que aún no han sido despejadas es cómo, cuándo y de dónde se fugó el condenado Jesús Valmaña Cruz, y quién es el preso que lo suplantó en la cárcel de El Pozo, adonde según registros estaba recluido después de estar preso en una cárcel en Atlántida.

Jesús Valmañana Cruz fue condenado por el tribunal de sentencia en 2015 por el secuestro y asesinato del empresario ceibeño Héctor Antonio Ramos, hecho ocurrido en 2013.Pero Valmaña Cruz logró evadir el cumplimiento de la condena y desde hace cinco años anda libre.

Según la DPI, Valmaña Cruz es el administrador de millonarias cantidades de dinero de la pandilla 18 y encargado de suplir armas, drogas y otro tipo de logística para ejecutar actos ilícitos de la organización criminal a nivel nacional e internacional.

El sujeto investigado por los agentes viajaba por República Dominicana, México, Guatemala y Nicaragua. Además residía en zonas exclusivas de San Pedro Sula y se movía en nueve carros de lujo para despistar a los agentes en los últimos meses que era buscado.

Por ahora Jesús Valmaña Cruz, quien se identifica como Ricardo Ezecson López Cerrato, estará preso y el proceso continuará por cuatro delitos, y de comprobar que es el reo condenado deberá cumplir su sentencia de 63 años y cuatro meses.

ricardo lopez cerrato(800x600)
La Prensa