Dictamen de huellas confirmará que reo condenado andaba libre

La DPI logró la captura de Jesús Valmaña Cruz, sindicado administrador y proveedor de la pandilla 18.

La captura de Jesús Valmaña fue el 2 de junio en la noche y fue acusado de cuatro delitos nuevos.
La captura de Jesús Valmaña fue el 2 de junio en la noche y fue acusado de cuatro delitos nuevos. /

San Pedro Sula, Honduras.

Agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y la Fiscalía Contra el Crimen Organizado trabajan para lograr el análisis de huellas dactilares de Jesús Valmaña Cruz, condenado a 63 años de prisión, pero que andaba en libertad trabajando como administrador y proveedor de armas y droga de la pandilla 18.

Para evadir la prisión, el supuesto pandillero se causó lesiones en los dedos de las manos para borrarse las huellas y otro compinche cumple su condena en la cárcel de El Pozo, en Ilama, Santa Bárbara.

Valmaña Cruz, alias el Extranjero, después de gozar de su libertad por varios años, fue capturado por agentes de la DPI la noche del miércoles cuando se conducía en un turismo en San Pedro Sula.

Durante la operación, el capturado les habría ofrecido cinco millones de lempiras a los agentes, por lo que la Fiscalía lo acusa de cohecho cometido por particular.

LEA: Familia de Choloma busca a una joven operaria de maquila

También le imputaron los delitos de uso de documentos falsos, usurpación de la personalidad de otros y quebrantamiento de condena.

Por esos delitos, Jesús Valmaña Cruz fue enviado a prisión y el juez fijó la audiencia inicial para el martes 8 de junio a la 9:00 am.

En esa audiencia, la Fiscalía deberá aportar las pruebas de los nuevos delitos imputados.

Entre otra de las diligencias que aportarán en las investigaciones está el registro migratorio de Valmaña Cruz, de quien afirman viajaba a México, República Dominicana, Guatemala, El Salvador y Nicaragua

Los agentes de la DPI desde hace varios meses recibieron información de que el condenado estaba en libertad y se desplazaba por varias ciudades de Honduras en lujosos carros.
El día de su captura salió de la colonia Villas Mackey, donde residía, y se desplazaba en un turismo blanco, placas PDD-0707, cuando fue interceptado.

El sujeto se identificó con una cédula que tenía su fotografía, pero a nombre de Ricardo Ezeeson López Cerrato, la cual fue emitida el 14 de diciembre de 2020. Dentro del vehículo en el que se conducía le decomisaron una maleta en la que andaba 34,775 lempiras, así como libretas con apuntes.

Juicio

A Jesús Valmaña Cruz lo condenaron en 2015 por el secuestro y asesinato del empresario ceibeño Héctor Antonio Ramos, ocurrido en noviembre de 2013. Recibió una condena de 63 años y 4 meses de prisión, por los delitos de secuestro agravado y asociación para delinquir.

Pero aún las autoridades no saben con exactitud en qué momento y forma otro pandillero lo suplantó y está cumpliendo su condena.

Mientras siguen las investigaciones para que Jesús Valmaña Cruz regrese a prisión y cumpla su condena, la DPI realiza diligencias junto con la Fiscalía para determinar quiénes fueron los responsables de que anduviera en libertad.


Pechocho

El caso de Valmaña Cruz es el segundo caso público de reos que pese a tener largas condenas andan en libertad.

El 27 de mayo de 2017, la Fuerza Antimaras capturó a José Virgilio Sánchez Montoya, alias Pechocho, quien fue condenado a 500 años de prisión por el asesinato de 17 personas, pero andaba libre. Con la comparación de huellas dactilares confirmaron que el Pechocho logró salir de la cárcel, pero nunca hallaron responsables.

La Prensa