A la cárcel de El Porvenir mandan a supuestos autores de masacre

Los acusados tienen varios antecedentes por robo, extorsión, portación ilegal de armas, asociación ilícita y robo de vehículos, informó la Policía.

Los acusados fueron remitidos a prisión por asociación para delinquir, atentado, uso indebido de insignias y equipo policial y portación ilegal de armas.
Los acusados fueron remitidos a prisión por asociación para delinquir, atentado, uso indebido de insignias y equipo policial y portación ilegal de armas.

SAN PEDRO SULA.

Los seis supuestos miembros de la organización criminal llamada Los Comandantes, sindicados por la Policía como los autores de la masacre ocurrida el viernes en el barrio San Francisco, fueron enviados ayer a la cárcel de El Porvenir.

Los imputados son Josué Gabriel Fajardo López, Yester Manuel Ortiz Castellanos (alias el Comandante), Gustavo Jesús Antúnez Reyes, José Mauricio Interiano Perdomo, Jolman Josué Ramírez Guerra y Félix Marcelino García Paz, quienes, según la Policía, son parte de la referida banda delictiva.

A los acusados los apresaron en la colonia San Carlos de Sula minutos después de que se diera la masacre en la que murieron Henry Daniel Barahona (25), Rosel Gustavo Ramírez (31), Milton Enrique Montoya García (34) y Sergio Alexander Zaldívar (44).

armas.616(800x600)
A los acusados les decomisaron un fusil M-16, cuatro pistolas calibre nueve milímetros y uniformes policiales.

Hecho

Cuatro personas fueron asesinadas en un taller en el barrio San Francisco del sector sureste de la ciudad.

Los testigos dijeron que individuos vestidos con indumentaria policial llegaron a la zona y les dijeron a las víctimas que ejecutaban operativos de rutina.

Sin embargo, le ordenaron a los hombres ponerse boca abajo y procedieron a descargar sus armas. Una cuarta persona se había escondido en el local y, posteriormente, trató de huir, pero fue alcanzada en una calle adyacente por los victimarios, acto seguido, le dieron muerte.

A eso de las 6:50 pm llegaron elementos de la Policía Nacional para acordonar la zona, pero familiares de uno de los ahora occisos ya estaban en la zona del crimen entre sollozos al ver el cuerpo de su pariente.

El taller queda cerca de la Policía Municipal, en Las Palmas, además, hay cámaras de seguridad en ese perímetro que ayudarían a identificar a los autores materiales de los asesinatos. “Solo escuchamos la tirazón que hubo”, dijo uno de los vecinos a HCH al brindar pocos detalles del crimen.

La Prensa