Noche de terror en La Esperanza por crimen contra Keyla Martínez

Desde las 7:30 pm del martes hasta ayer en horas de la madrugada, pobladores y policías se enfrentaron. Hubo disparos, bombas y morteros que mantuvieron en alerta a la ciudad.

VER MÁS FOTOS

LA ESPERANZA.

Lo que inició como una velada pacífica frente a la estación policial para reclamar justicia por la muerte de Keyla Patricia Martínez Rodríguez terminó convirtiéndose en zona de guerra. Por segunda noche consecutiva, manifestantes y policías se enfrentaron.

Mientras los familiares velaban a la universitaria la noche del martes en el Ministerio Internacional Rey de Reyes en las afueras de la ciudad, a eso de las 7:30 pm frente al parque central se reunió un grupo de pobladores, en su mayoría mujeres.

Portaban carteles y cantaban canciones exigiendo justicia por el crimen ocurrido la madrugada del domingo 7 de febrero.

Al pasar los minutos se sumaban pobladores, los que gritaban frente a la estación que se hiciera justicia. A las 8:30 pm, el ambiente se tornó violento. Según los pobladores, agentes salieron de la sede y con celulares les hicieron fotografías y videos, por lo que un grupo de jóvenes enardecidos lanzaron piedras, morteros y hasta bombas molotov contra la estación.

ar-cronica6-110221(800x600)
Manifestantes prenden fuego a un monigote vestido de policía. Disparos, bombas y morteros se escucharon por toda la ciudad.

“Había personas de la tercera edad, mujeres embarazadas y niños, porque todo el pueblo está indignado, y de repente los policías lanzaron bombas lacrimógenas, tratando de reprimirnos, pero no nos callaremos hasta que se haga justicia y muestren los rostros de los asesinos, queremos verlos tras las rejas”, exclamó un ciudadano. En diferentes esquinas del centro de La Esperanza, los manifestantes quemaban llantas y gritaban “policías asesinos”, también quemaron un monigote vestido como policía.

Alrededor de las 11:00 pm, una bomba molotov fue lanzada a un portón de la estación y comenzó a tomar fuego parte de la madera, pero en una rápida acción los mismos agentes apagaron el fuego evitando que se propagara por todas las instalaciones.

Policías antimotines salieron de la sede policial y comenzó el enfrentamiento que duró hasta la madrugada de ayer.

ar-cronica8-110221(800x600)
Pobladores enardecidos intentaron quemar la estación policial de La Esperanza como represalia por el homicidio de la enfermera Keyla Martínez. Fotos:Melvin Cubas.

Se escucharon disparos que se constató por casquillos que quedaron dispersos en calles principales de la ciudad.“Ya no vamos a soportar que nos estén matando, aquí el pueblo lo único que está pidiendo es que se haga justicia, todos corremos peligro de muerte, ya son muchos casos que han quedado en la impunidad”, aseguró un manifestante.

Muchos pobladores estaban molestos porque el gas de las bombas lacrimógenas se metió en sus viviendas adonde niños y personas de la tercera edad sufrieron por problemas de respiración.

Por las protestas no se han reportado personas detenidas; sin embargo, autoridades informaron que decomisaron morteros y bombas molotov.

Después de la muerte de la enfermera en una celda policial, todo el personal de la jefatura departamental fue removido a otras estaciones, por lo que las nuevas autoridades han recibo órdenes de no intervenir en las manifestaciones, siempre que sean pacíficas; pero la indignación de los pobladores por el homicidio de la enfermera está provocando que el ambiente sea de tensión en todo el departamento de Intibucá.

ar-cronica4-110221(800x600)
La Prensa