Una niña de 13 años capturada por el crimen contra motorista

Miguel Lara Ramos fue ultimado a balazos cuando apenas salía de la terminal de buses

/

Comayaguela, Honduras.

Una niña de 13 años y un joven de 18 años fueron detenidos por el crimen contra un motorista de una unidad del transporte público de la capital.

Las investigaciones revelan que los dos adolescentes abordaron el autobús con registro 166, de la ruta anillo periférico-UNAH-La Sosa, conducido por Miguel Adolfo Lara Ramos (de 33 años).

Cerca de las 7:10 am, Lara puso en marcha su bus, saliendo de la terminal en la colonia El Carrizal y tomó el anillo periférico con destino a la colonia La Sosa, al otro lado de la capital.

Jaris Joel Bustillo Amador (de 18 años), y la menor de 13 años, identificada con el mote de La Lagartija, abordaron la unidad en la propia terminal.

LEA: Policías lo requieren y luego lo hallan muerto

Tal vez tenía un minuto de haber arrancado cuando a inmediaciones de los predios de la residencial Ciudad del Ángel los dos detenidos se pararon y sin previo aviso -según las investigaciones- Jaris Bustillo desenfundó una pistola que llevaban en un bolso, asestándole un disparo por la espalda al motorista.

A pesar de que el joven seguía disparando dentro del bus, como pudo y ya herido, Lara Ramos salió y corrió para salvar su vida, con dirección a la terminal, pero para su desdicha fue alcanzado por su victimario. Un tiro más por la espalda hizo caer al motorista sobre la mediana de la calle y el gatillero le infirió un tercer balazo.

En el momento del ataque criminal, agentes la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP), que iban a realizar una misión al norte de la ciudad, pasaban por el lugar y vieron correr a los dos sospechosos. Estos iban en veloz carrera para poder escapar en una motocicleta que habían dejado estacionada a unos metros de la terminal de buses, tras lograr su objetivo.

Los agentes de la FNAMP les salieron al paso y les hicieron un registro de rutina, encontrándoles en su poder una pistola 9mm, de la marca Glock, con la que habrían asesinado al motorista. Asimismo, les decomisaron una motocicleta color blanco, marca GRS, con reporte de robo. La FNAMP los ha sindicado a ambos como miembros de la pandilla 18.

Miguel Adolfo Lara tenía 17 años de laborar en el transporte urbano de la capital y ayer salió de su casa alrededor de las 5:30 am para buscar el sustento de un nuevo día para su familia.
Sus parientes contaron que tenía alrededor de diez años de trabajar para esa ruta y era padre de dos menores.

La Prensa