Ubican supuesto centro de operación de extorsión de la mara MS-13 en Tegucigalpa

Dos supuestos pandilleros fueron detenidos en el operativo.

Los detenidos fueron presentados en las instalaciones de la FNAMP.
Los detenidos fueron presentados en las instalaciones de la FNAMP. /

Tegucigalpa, Honduras.


La Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) luego de un operativo en conjunto con la Policia Militar en Tegucigalpa, zona central de Honduras, reportaron la ubicación de un centro clandestino de operaciones de la mara MS-13, donde también capturaron a dos sujetos.

Según la información de los agentes del FNAMP, el punto era utilizado como centro de recolección de toda extorsión que se cobraba por parte de la pandilla en zonas comerciales cercanas.

Propietarios de negocios, vendedores ambulantes, conductores de carros repartidores, locatarios de mercados y algunos puntos de transporte formaban parte de las víctimas, a quienes exigian sumas de dinero semanalmente por concepto de extorsión de lo contrario amenazaban con quitarles la vida.

LEA: Un hondureño y un colombiano condenados a 15 años de prisión por narcotráfico

El centro de operaciones tenía como fachada un comercio dedicado a la venta de huevos pero en realidad almacenaba mercancías de contrabando con el que se agenciaban de fondos ilegamente, evadiento pagos tributarios, explicaron las autoridades.

FNAMP-centro-de-operaciones2(800x600)
Agentes de la FNAMP decomisaron producto de supuesto contrabando en el lugar descubierto.

Los dos detenidos han sido identificados como Luis Fernando Zelaya Castillo (de 30 años) conocido con el alias de Tati y María Salomé Torres Cruz (de 32 años) a quienes se les ha decomisado más de 45,000 lempiras producto del cobro de extorsión y contrabando de mercancías.

Además se les encontró libretas contables donde llevaban registros puntuales con nombres de víctimas y las sumas de dinero que recolectaban por concepto de extorsión. También varios talonarios de rifa ficticia, los cuales forman parte de la nueva modalidad de extorsión aplicada por organizaciones criminales con los cuales entregan codos a sus víctimas y les exigen el pago inmediato, recolectando fuertes sumas de dinero sin rifar nada en realidad.

La Prensa