Detención judicial contra conductor del MP y otros dos supuestos "coyotes"

La audiencia inicial quedó definida para el jueves 4 de junio, a las 9:00 am.

Imagen de archivo de los juzgados de Puerto Cortés.
Imagen de archivo de los juzgados de Puerto Cortés.

Puerto Cortés, Honduras.

El Juzgado de Letras seccional del área penal impuso la medida cautelar de detención judicial, a través de la audiencia de declaración de imputado, contra José Félix Enamorado Bardales, Orlando Posadas Umaña y Jorge David Gómez Sánchez.

A ellos se les supone responsables del delito de tráfico ilícito de personas en perjuicio de una mujer, tres hombres y tres menores de edad. Una vez que los involucrados proporcionaron sus datos personales, se les leyeron sus derechos y se les informó sobre los hechos de la acusación que ante la naturaleza del delito, la gravedad de la pena y la imposibilidad de otorgar medidas alternas a la detención judicial, el juez los remitió a la cárcel de la localidad.

Los hechos

El viernes 29 de mayo de 2020, como eso de las 8:30 am, agentes asignados en la posta de la aldea Tulián Río, municipio de Omoa, realizaban sus labores como de costumbre, cuando de pronto observaron un vehículo tipo pick up color gris, polarizado, que circulaba sin placas en la carretera CA-13.

Los oficiales le hicieron señal de parada, al estacionarse dicho vehículo, el conductor bajó el vidrio y se identificó. En ese momento los policías observaron que al interior habían varias personas, por lo que de inmediato les pidieron que salieran del carro.

Lea: Hallan ahogado a un pescador en una laguna de Tela

El motorista, quien a simple vista era acompañado por otros dos hombres, mencionó que se llamaba José Félix Enamorado Bardales y que trabajaba para el Ministerio Público. Al bajarse todos, la Policía comenzó a interrogarlos y dijeron notar una serie de incongruencias en sus respuestas, por lo que procedieron a arrestar al motorista y a los dos acompañantes que llevaba de manera visible.

carro 1.12(1024x768)
Tráfico de personas es el delito que pesa sobre los tres arrestados en Omoa.

Lo anterior se derivó porque supuestamente trasladaban cuatro adultos y tres menoress de edad hasta el punto fronterizo de Corinto con Guatemala, pero su destino final era llegar a los Estados Unidos.

Al realizar una inspección dentro del carro, los oficiales hallaron dos placas N-03228 y una particular PBW-3029, situación que los obligó a remitirlos a la sede de la Metropolitana en Puerto Cortés.

La Prensa