Más noticias

Lo condenan a 25 años de cárcel tras abusar y embarazar a su hija

Los delitos ocurrieron en la colonia Ebenezer de Chamelecón.

El hombre se declaró culpable de haber cometido dos delitos.
El hombre se declaró culpable de haber cometido dos delitos.

San Pedro Sula, Cortés.

En un fallo unánime en la sala quinta del Tribunal de Sentencia, se declaró culpable a Juan Bautista Ramos López por el delito de violación especial y actos de lujuria agravados en perjuicio de su hija, a quien dejó embarazada.

Por esos ilícitos, inmediato al fallo condenatorio, la terna de juzgadores le impuso las sentencias mínimas de 15 años por violación especial en concurso real y 10 años por actos de lujuria agravados, siendo en total 25 años de cárcel. A la sentencia concreta se añaden las penas accesorias de inhabilitación absoluta e interdicción civil.

-Por violación especial y actos de lujuria-

La sentencia dictada y pronta es consecuencia del acuerdo de estricta conformidad alcanzado entre los acusadores de la Fiscalía y los representantes de la defensa pública, mismo que es aceptado por los jueces solo con el consentimiento del imputado.

Lea además: Las autoridades tras la pista de asesinos de un policía en Francisco Morazán

condenado 2.3(1024x768)
Juan Bautista Ramos López aceptó su culpabilidad, por lo que recibió penas mínimas.

Este acuerdo beneficia al reo, ya que al aceptar su culpabilidad o responsabilidad en los delitos imputados, accede a las penas mínimas. El ahora condenado fue sentenciado tras admitir que en una fecha indeterminada de 2017, cuando su esposa estaba trabajando, encerró a la hija (14) de ambos y abusó de ella.

Posteriormente, el 10 de enero de ese mismo año, cuando su cónyuge estaba de viaje, envió a sus niños a comprar golosinas mientras encerraba a su hija y fue entonces que abusó nuevamente de ella.

Tras el hecho, amenazó a su hija con que mataría a su mamá y esposa de éste si le contaba lo sucedido. Consecuencia de la violación nació un niño, hoy de dos años, ahora nieto e hijo del acusado, y hermano e hijo de la afectada.

Los delitos imputados ocurrieron en la colonia Ebenezer del sector Chamelecón, en San Pedro Sula.