Más noticias

Madre hondureña vela a su hijo en la calle tras morir por sospecha de dengue

“No tengo donde vivir, por eso lo estoy velando en la calle", dijo Sonia García, madre del difunto.

Una madre hondureña llora la muerte de su hijo en la calle de Tegucigalpa.
Una madre hondureña llora la muerte de su hijo en la calle de Tegucigalpa.

Tegucigalpa, Honduras

Una madre hondureña veló este martes a su hijo en la calle del barrio El Guanacaste de Tegucigalpa.

Sonia García, madre del difunto, quien no tiene una vivienda colocó el ataúd con arreglos florales sobre un puesto de madera y techo de láminas en la acera de la avenida Gutenberg.

Ante la mirada de miles de capitalinos, era velado el cuerpo de Carlos Moisés López García, de 29 años, quien murió el lunes anterior por sospecha de dengue, según sus familiares.

“Primero se enfermó de diarrea y vómito, se curó, pero solo quedó vomitando, lo llevaba al Hospital Escuela y solo lo inyectaban y lo regresaban. La última vez se desmayó en la entrada del hospital, ahí sí lo aceptaron, pero solo duró cuatro días, ahí murió mi hijo”, dijo su doña García.

Sobre una silla de ruedas, García hacía un esfuerzo por estirarse y con la punta de sus dedos tocar el ataúd, donde estaba su hijo.

“No tengo donde vivir, por eso lo estoy velando en la calle, vivo en esta acera. Mi hijo se crio acá, él se ganaba la vida lavando carros, haciendo mandados y ayudando en las tiendas de acá”, recordó la madre mientras sus lágrimas corrían por su triste rostro.

También dijo con mucho dolor la madre que “mi hijo era el que me ayudaba a comprar los medicamentos, pañales y muchas cosas más, era el único”.

Vela hijo en la calle2(800x600)
Sonia García está postrada en una silla de ruedas después que le amputaron una pierna producto de la diabetes.

Último adiós a Carlos Moisés

A Moisés le dieron el último adiós dopnde dio sus primeros pasos, consiguió su trabajo y se ganó el cariño de muchos.

“Es muy doloroso lo que está pasando, tener que velar a su muchachito en la calle, a unos días de nacer acá estaba él. Era un joven muy trabajador y respetuoso, todos lo conocíamos acá”, recordó Brenda Velásquez, amiga.

Luego de permanecer por varias horas en la vía pública, el féretro fue llevado al cementerio Sipile en un camión.

Al lugar llegaron familiares y amigos, quienes con lágrimas en sus rostros le dijeron hasta pronto.

Vela hijo en la calle11.1(800x600)
Familiares y amigos llegaron a ver al joven que murió supuestamente por dengue.