Más noticias

Policías militares iban a un destacamento cuando fueron emboscados; muere supuesto pandillero

El occiso es Erlin Zúniga. Agentes buscan a los demás atacantes.

Familiares de Erlin Edgardo Zúniga, quien falleció según las autoridades debido a las heridas recibidas durante el enfrentamiento contra los miembros de la Policía Militar. Los parientes prefirieron no hablar sobre el hecho.
Familiares de Erlin Edgardo Zúniga, quien falleció según las autoridades debido a las heridas recibidas durante el enfrentamiento contra los miembros de la Policía Militar. Los parientes prefirieron no hablar sobre el hecho.

Tegucigalpa, Honduras.

Un grupo de pandilleros puso una emboscada contra miembros de la Policía Militar que llegaban a un destacamento.

Este incidente originó un enfrentamiento armado entre los elementos de la Policía Militar y los pandilleros, en el cual resultó muerto Erlin Edgardo Zúniga (de 22 años), supuesto integrante del grupo de criminales que atacaron a los uniformados.

Según el reporte de las autoridades, fue un grupo de cinco individuos el que intentó matar a los militares, quienes a pesar de ser sorprendidos por los criminales, tuvieron una reacción rápida y lograron evitar ser ultimados.

Ataque planificado

El ataque de los pandilleros fue muy temprano.

Los miembros de la Policía Militar se aprestaban a incorporarse a sus labores en el destacamento militar de la colonia Zapote Centro, sin imaginarse que había un grupo de supuestos pandilleros que ya rodeaban la zona para emboscarlos.

Los malvivientes pretendían atacar a los uniformados por sorpresa, pero uno de los soldados se percató de la emboscada.

La zona se convirtió en un campo de batalla, pero al final los militares lograron resistir el asedio.

CP Enfrentamiento 090918 (2(1024x768)
Una de las armas con las que pandilleros atacaron a los militares.

Atemorizados, los pandilleros huyeron corriendo por diferentes calles de la zona.

Los militares persiguieron a los delincuentes, pero no los pudieron atrapar.

Solo hallaron el cadáver de Erlin Zúniga, herido durante la balacera.

El cuerpo sin vida estaba tirado en un solar de una vivienda.

Muy cerca del cadáver se encontraba un arma, la cual según las autoridades, utilizó Zúniga para atacar a los uniformados.

La Policía Militar informó que todo se trató de una plan macabro por parte de los supuestos pandilleros, quienes pretendía asesinar a los soldados para luego poder despojarlos de todas sus armas y vestimenta.

“El tiroteo empezó a esos de las 5:30 am, la idea era emboscarlos, por seguridad no podemos decir cuántos soldados había en el destacamento militar, pero al final fueron suficientes para evitar el atraco”, dijo Mario Rivera, portavoz de la Policía Militar.

Los familiares del occiso llegaron hasta la morgue del Ministerio Público para identificar al difunto y retirar su cadáver.

Los parientes prefirieron no hablar sobre lo sucedido.