24/02/2024
01:40 AM

Carlos III se “encuentra muy bien dadas las circunstancias”, afirma Camila

  • 09 febrero 2024 /

Camila, la esposa de Carlos III, afirmó durante una visita en el sur de Inglaterra que el rey “se encuentra muy bien dadas las circunstancias”, refiriéndose al cáncer que le fue diagnosticado recientemente.

Londres, Reino Unido

El rey “se encuentra muy bien dadas las circunstancias”, declaró la reina británica durante una visita oficial a la catedral de Salisbury, respondiendo a un hombre que le dijo que esperaba que su marido estuviera bien.

“Está muy conmovido por las cartas y los mensajes que le han enviado desde todas partes. Es muy alentador”, añadió Camila.

Durante la visita de la reina, Carlos permaneció en la residencia rural de Sandringham, en el este de Inglaterra y adonde los monarcas se trasladaron el martes.

Carlos III, de 75 años inició el lunes su tratamiento contra un tipo de cáncer no especificado, menos de 18 meses después de acceder al trono.

Aunque continuará con algunas de sus funciones administrativas, el monarca se ausentará de la vida pública por tiempo indefinido.

El martes, el primer ministro Rishi Sunak aseguró que la enfermedad fue detectada “pronto”.

Downing Street informó el miércoles de que la audiencia semanal del rey con el primer ministro se realizó “por teléfono”, una información nada habitual sobre este encuentro tradicional y “totalmente privado” entre el monarca y el jefe del gobierno.

Las reuniones presenciales deberían reanudarse en dos semanas, según los medios de comunicación británicos.

Lea: El rey Carlos III continuará con sus labores de Estado, pese al cáncer que padece

El Príncipe Guillermo, Príncipe de Gales de Gran Bretaña, pronuncia un discurso durante la Cena de Gala Benéfica de Ambulancia Aérea de Londres en el OWO en el centro de Londres, el 7 de febrero de 2024.

El príncipe William vuelve a la vida pública

El príncipe William, que volvió el miércoles a la vida pública, agradeció las muestras de cariño hacia su familia, desde que se anunciara el lunes el cáncer que padece su padre, el rey Carlos III.

“Apreciamos mucho los amables mensajes” de cariño recibidos, dijo el heredero al trono a los periodistas, cuando llegó el miércoles por la tarde a una gala benéfica en Londres, en favor de la London Air Ambulance.

El primogénito del rey, de 41 años, que desapareció de la escena pública al decidir acompañar a su esposa Catalina tras la misteriosa operación abdominal a la que se sometió hace tres semanas, había asistido antes a un acto en el Castillo de Windsor.

Allí, William entregó unas condecoraciones a ciudadanos en reconocimiento a sus acciones comunitarias.

Su esposa Kate, de 42 años, que fue operada a mediados de enero, permaneció dos semanas ingresada y los médicos prescribieron a la princesa de Gales que prescindiera de toda actividad al menos hasta finales de marzo.

Por su parte, Carlos III, de 75 años, debió afrontar un problema de hipertrofia “benigna” de próstata, que le obligó a pasar por el quirófano el 26 de enero.

Durante su estancia en el hospital, le diagnosticaron un cáncer del que no se dieron detalles, y que el primer ministro británico, el conservador Rishi Sunak, afirmo el martes a la BBC que fue “detectado a tiempo”.

Sunak hizo el miércoles una breve referencia al cáncer del rey en el Parlamento.

“Sé que los pensamientos de este Parlamento y de todo el país están con el rey y su familia”, dijo en la Cámara de los Comunes.

Un portavoz del primer ministro anunció que la audiencia semanal de Sunak con el rey, que se trasladó el martes a su residencia de Sandringham, en el este de Inglaterra, será por teléfono.

Aunque la prensa británica afirmó después que la reunión entre ambos volvería a hacerse en persona de aquí a dos semanas.

El retorno de William a sus obligaciones reales coincide con la llegada al Reino Unido de su hermano menor, el príncipe Harry, que viajó desde Estados Unidos, donde vive con su esposa Meghan Markle y sus dos hijos, para visitar a su padre.

Enrique, de 39 años, se marchó a California con Meghan en 2020, denunciando, entre otras cosas, la insoportable presión de la prensa sensacionalista británica. Desde entonces, mantiene tensas relaciones con su hermano y con su padre.

Sin embargo, el martes, nada más aterrizar en Londres, fue a visitar al monarca.

Además: Los miembros de la realeza británica en activo que cubrirán la baja de Carlos III

El príncipe Harry viajó once horas a Londres para visitar a su padre, tras anunciar su enfermedad, la prensa británica cuestionó que la visita durará solamente 30 minutos.

Viaje relámpago de Enrique

Padre e hijo estuvieron juntos durante 30 minutos en la residencia londinense de Clarence House, y la opinión pública británica se preguntaba si, aprovechando el viaje, los dos hermanos se reunirían, pese a su relación distante.

“Fuentes cercanas al príncipe William dejaron claro que no se reuniría con su hermano. Se cree que no han hablado durante más de un año y William no está dispuesto a abrirle una puerta a su hermano”, señaló el diario The Times.

Según la prensa, al final no hubo encuentro. Tras un viaje relámpago de una jornada, Harry fue visto el miércoles por la tarde en el aeropuerto londinense de Heathrow.

El duque de Sussex se mostró sonriente y relajado poco antes de dejar Londres.

Según la última encuesta de la sociedad Yougov, Guillermo es el más popular entre los miembros vivos de la familia real, solo superado por la fallecida Isabel II, mientras Carlos III ocupa el sexto lugar y Harry el duodécimo.

El primogénito del rey deberá soportar la presión de ser el centro de los focos durante las próximas semanas o meses, mientras dura el tratamiento de su padre.