04/02/2023
01:17 AM

Más noticias

Procesiones, turismo y teatro en Comayagua

Este año 57 alfombras cubrirán 19 cuadras del casco histórico de la excapital de Honduras

San Pedro Sula. La excapital de Honduras, Comayagua, está lista para recibir esta Semana Santa a los feligreses y turistas que asistirán a las celebraciones de la Pasión de Cristo.

Desde hace 50 años, Comayagua mantiene la tradición de elaborar alfombras de aserrín y otros materiales por medio de las cuales los faligreses manifiestan su fe y talento creativo.

En Comayagua, esta muestra de fe popular ha sido impulsada por los Zapata y otras familias que empiezan a elaborarlas sobre la calle la noche del Jueves Santo, por donde pasará el viacrucis del viernes; esta procesión inicia a las 9:00 am en la iglesia San Francisco y finaliza en la catedral a las 12:30 del mediodía, aproximadamente.

La mayoría de visitantes llega el jueves y viernes, pero toda la semana se desarrollan eventos religiosos y culturales; cerrando el domingo con la misa de Pascua de Resurrección en la catedral (9:00 am) y, simultáneamente, la Procesión del Resucitado, que sale de la iglesia La Caridad a las 8:00 am.

El Jueves Santo, la Cámara de Turismo de Comayagua entregará agua en la entrada de la ciudad y proporcionará información a los visitantes y copias del mapa turístico de este poblado fundado en 1537 por el capitán Alonso de Cáceres.

Recorrido colorido y teatro

Este año, 19 cuadras del casco histórico de Comayagua serán adornadas con las alfombras que harán las familias que apoyan esta tradición.

En total se construirán 57 alfombras con diferentes motivos religiosos. “Este año tenemos más alfombras porque nuevas familias se han involucrado y hay más patrocinadores”, dice Tirso Zapata, miembro de la familia Zapata, promotora y heredera de esta tradición.

La alfombra más grande será la de la familia Bardales, que elaboran cerca de la catedral. Y la alfombra de la familia Zapata estará dedicada a la Sagrada Familia y a San Benito.

El jueves por la noche, el grupo de teatro Comalyacaste presentará La última cena y la aprensión de la cruz. Será en la Plaza Central León Alvarado, frente a catedral, y al finalizar esta puesta en escena arranca la Procesión del Silencio, que sale de la iglesia La Meced y retorna a ella.

La Casa de la Cultura de Comayagua también ha programado actividades para esta temporada. Desde el martes 15, el visitante puede apreciar la exposición Túnicas conmemorativas a Jesús y María, la cual cerrará al público el viernes 18.

Visita a los museos

Pero no todo es alfombras y procesiones en Comayagua, también tiene museos que permanecerán abiertos durante la Semana Santa para que los visitantes conozcan el legado que en ellos se guarda.

Es el caso del Museo Colonial, destruido en el incendio de 2009, y que ya está habilitado para la visita del público. “Se ha instalado un circuito cerrado de seguridad y sensores de movimiento; también hay guardias para salvaguardar los objetos del museo”, dice Tirso Zapata, quien también es miembro del Comité Cultural Comayagüense y presidente de la Cámara de Turismo de Comayagua.

Zapata agrega que en el casco histórico estará la Policía Turística.

El casco histórico estará cerrado a la circulación de automóviles desde el jueves a partir de las 5:00 pm y el viernes. También estarán abiertos al público el Museo Cabañas y el Museo Arqueológico.

En otras ciudades

La tradición de las alfombras se ha extendido a otros puntos del país como San Pedro Sula, Santa Rosa de Copán y Trinidad (Santa Bárbara).

En estas tres ciudades los fieles se unen por familia dibujar sobre el pavimento figuras alusivas a la Pasión de Cristo. Así que este fin de semana usted podría viajar a Comayagua y observar la tradición que cumple 51 años. Si decide quedarse en San Pedro Sula, también puede presenciar esta colorida muestra de fe.

Los habitantes de Trinidad, Santa Bárbara, siempre activos en las manifestaciones culturales y artísticas, han recibido talleres sobre la elaboración de alfombras y los plasmarán para que pase el viacrucis.

En Santa Rosa de Copán, con rico legado arquitectónico colonial, la familia católica se une para recordar la muerte de Cristo y manifestar su fe a través del arte de confeccionar alfombras.