25/05/2024
11:05 PM

Blanca Guifarro, voz feminista de la poesía de Honduras

El Festival de Los Confines dedica su séptima edición a la poeta y académica hondureña, cuyos 12 poemarios publicados convergen en la antología “La fuerza no fue en vano”

GRACIAS, HONDURAS. En referencia a uno de sus versos más entrañables, una nueva antología titulada “La fuerza no fue en vano” recoge la obra de la poeta, socióloga e investigadora hondureña Blanca Guifarro, a quien el Festival Internacional de Poesía Los Confines dedica esta séptima edición.

Frente a un auditorio reunido en Casa Galeano de Gracias, Lempira, la homenajeada se acompañó del fundador y director del proyecto, Salvador Madrid, y de la investigadora, biógrafa y poeta estadounidense, Janet Gold, para conversar acerca de este emotivo ejemplar que Editorial Efímera publica en su honor.

“Ha sido maravilloso actualizar el diálogo con la poeta Guifarro. En Editorial Efímera, junto a Néstor Ulloa, hicimos este trabajo como una ventana para reconocer la obra de Blanca, una extraordinaria mujer que tiene un basamento político social feminista que uno no puede apartar de su poesía tan vital”, introdujo Madrid.

También agregó que esta antología recopila los 12 libros publicados hasta ahora por la autora, a quien define como promotora de una poesía con una sencillez contundente.

“Su delicadeza, desde su poesía discursiva, es transparente. Y no pide disculpas cuando su mensaje es urgente. Es una voz que llama a las mujeres y a los hombres a soñar por un mundo justo”, resaltó.

Por su parte, Gold, sentada al otro lado de la galardonada, expresó su admiración.

“Voy a compartir lo poco que conozco, porque me he dado cuenta de la variedad y el volumen del trabajo de nuestra homenajeada. La estamos reconociendo ahora como poeta, pero yo identifico mejor su prosa. Sus publicaciones y actividades, tanto políticas como culturales, han dejado una huella profunda en la memoria de su país”.

Y expresó que, poéticamente hablando, Blanca Guifarro es para ella “la guardiana del fuego”, solo momentos antes de extenderle un presente en forma de un libro y un collar, que transportó desde su país de origen. “Agradezco por este momento y por esta antología, que nos ayudan a seguir apreciando el esfuerzo y la voz de la poeta”, concluyó.

Por supuesto, la presentación no podía finalizar sin que la galardonada elevara a viva voz parte del contenido de “La fuerza no fue en vano”.

“Hace 30 años que me hice amiga de las palabras y ellas me correspondieron”, introdujo Guifarro, y continuó leyendo conmovida ante un público atento y generoso que correspondía con aplausos.

“Presentar este libro en este festival es agradecimiento y alegría, es reconocimiento y aceptación de mi parte”, mencionó.

“La poesía que he escrito y sigo escribiendo también se mueve en la coyuntura y las raíces. Y feminizar el lenguaje es una forma deliberada que uso en mi poesía”, compartió.

Del poema “Ama de casa”, extrajo: “La costumbre es el colchón de muchas vidas, que sin opciones de trascender, sostienen la existencia”. Y cerró recitando que: “En la vida hay encuentros que se quedan para siempre”, seguido de “El verso que claudicó en la espera”.