Agencia.

ESTADOS UNIDOS.

La organización benéfica de moda creada por Naomi Campbell, Fashion for Relief, ha sido objeto de una investigación por parte del organismo de control de organizaciones benéficas por problemas de mala gestión de sus finanzas.

La citada entidad examinará si la modelo, que ejerce de administradora, y sus comisarios “han ejercido adecuadamente sus responsabilidades legales bajo la ley de caridad”, e investigará los pagos que se han realizado.

Según la revista ‘People’, está previsto que se analicen también los gastos de la ONG y la gestión por parte de sus comisarios, incluida la falta de presentación de las cuentas anuales legales.

La modelo británica, de 51 años, fundó Fashion for Relief en 2005 con el objetivo de recaudar fondos para los niños pobres de mundo, y durante estos años ha obtenido grandes ganancias a través del macrodesfile con fines benéficos que celebra de forma anual.

Fashion for Relief lleva años organizando ostentosas fiestas para recaudar fondos para sus socios benéficos. Un ejemplo fue la gala que se celebró en 1919 durante la ‘Fashion Week’ de Londres, en el Museo Británico con un espectacular desfile, una exclusiva cena y una subasta de arte a la que, además de Campbell, asistieron numerosos rostros conocidos como Pierce Brosnan, Jennifer Aniston y Alexa Chung.