La boda real que no se pudo celebrar hoy

Beatriz de York y Edoardo Mapelli Mozzi decidieron suspender su boda por la pandemia.

REINO UNIDO.

El amor entre Beatriz de York y Edoardo Mapelli Mozzi se iba a consumar hoy, 29 de mayo, en una hermosa y real ceremonia que se celebraría en el palacio de Sant James, pero que el Covid-19 haría que se cancelará.

La nieta de la Reina Isabel II, envió un video posponiendo su matrimonio a raíz de la gran pandemia mundial que se esta viviendo en estos momentos.

Los enamorados tenian ya la fecha elegida, la cual sería hoy 29 de mayo, el padrino del novio sería su pequeño Wolfie, que la novia sería tradicional al elegir alianzas de oro puro galés, que al casarse la Princesa añadiría el título de condesa de la familia de su prometido. Un último soplo del destino tumbó sus planes como si se tratasen de un castillo de naipes escasas semanas antes del sí.

El coronavirus dio al traste definitivamente con su sueño de convertirse este año en marido y mujer. Ha sido el único obstáculo que no han podido salvar, aunque se mantuvieron firmes en su decisión de seguir adelante costase lo que costase hasta prácticamente el final, primero cancelando la recepción de la víspera al gran día y luego sopesando incluso una ceremonia con solo dos invitados.

Pero la dramática realidad se impuso y desistieron de casarse el elegido 29 de mayo. La boda real no ha podido ser, pero será tal vez mejor de lo que nunca se hayan atrevido a imaginar. Pueden hacer borrón y cuenta nueva y empezar de cero a organizar por todo lo alto el enlace que les gustaría, que esta vez sí puede coincidir con el enlace que todos necesitan: una gran fiesta popular que simbolice el ansiado final feliz a esta crisis.

La Prensa