12/07/2024
10:04 AM

Taxistas esperan del Gobierno el proyecto de LPG

Alrededor de 4,500 unidades serán beneficiadas con el proyecto del Gobierno

Más de 4,500 taxis de San Pedro Sula esperan con ansias el proyecto ofrecido por el Gobierno, por el cual el sistema de combustible gasolina pasará a ser de gas licuado.

Ramón Velásquez, presidente de la Asociación de Motoristas Profesionales de Honduras (Asomoproh), dijo que solo en San Pedro Sula hay registrados más de cinco mil taxis, de los que más de 700 ya tienen el sistema de LPG.

“Desde que el presidente Juan Orlando Hernández era diputado prometió el sistema de gas LPG y ahora que es el máximo gobernante está cumpliendo el proyecto que ya inició en Tegucigalpa y esperamos que en los próximos días se implemente en esta ciudad”, expresó.

Para este año, el Gobierno presupuestó 60 millones de lempiras para que a miles de taxis se les cambie el sistema de combustible gasolina a gas.

Velásquez explicó que el bono monetario que les daba el Gobierno quedó anulado porque ahora tendrán mayor beneficio con el ahorro de combustible.

El sistema de gas vehicular tiene un costo superior a los 20 mil lempiras, por lo que muchos taxistas, a pesar de saber que es mejor, no lo emplean por la falta de dinero, pero ahora que el Gobierno lo otorgará gratuitamente será de gran beneficio para los ruleteros, en especial los que solo son conductores.

“A los taxis que ya tienen el sistema de LPG les reembolsarán sus inversiones. Nos dimos cuenta de que andan personas queriendo engañar a los compañeros haciendo cobros no autorizados porque el proyecto es gratis”, aclaró Velásquez.

El ruletero José Canales dijo que a diario tiene que abastecer el taxi que conduce con por lo menos 900 lempiras de combustible y al final del día con suerte le quedan 1,400 de lempiras, de los que tiene que dejar el dinero para la gasolina del día siguiente, pagar los 300 lempiras de tarifa y de ganancia recibe 200 lempiras o menos.

“Lo que más gastamos es en combustible, tenemos que hacer varias paradas y la mayor parte de carreras son para zonas congestionadas, donde perdemos varias horas y no podemos cobrar tan caras las carreras”, lamentó Canales.

En los últimos años, los taxistas han sido afectados por el incremento a los combustibles, por lo que los ingresos diarios han bajado para cada conductor, quienes por lo general no son propietarios de los carros.

Otros factores son el cobro de extorsiones a la mayor parte de conductores o propietarios de empresas y la competencia desleal de mototaxis y carros privados utilizados por las centrales de taxis para hacer carreras sin estar autorizados por la Dirección Nacional de Transporte.

Los taxistas que trabajan apegados a ley le piden un censo al Gobierno porque varias unidades trabajan sin permisos o con números clonados.