23/05/2024
12:44 PM

Sampedranos se quejan de altos cobros por agua

Los abonados reclaman porque ahora pagan 350 lempiras por reconexión.

San Pedro Sula, Honduras.

Los altos cobros e irregularidades en las facturas de consumo son los principales reclamos de los abonados en las oficinas de servicio al cliente de Aguas de San Pedro.

Ante la amenaza de los cortes del servicio de agua potable por pagos atrasados, muchos abonados abarrotaron desde ayer a tempranas horas las oficinas de servicio al cliente en barrio Las Palmas.

“Las cuadrillas andaban hoy (ayer) diciendo que iban a cortar el agua, vengo a abonar, porque de allí uno tiene que pagar la reconexión”, dijo Manuel Guifarro, habitante de la colonia San Luis.

Se conversó con muchos de los abonados y se constató que aunque la mayoría de los presentes hacían sus reclamos por los altos cobros de la concesionaria, se veían obligados a hacer arreglos de pago, porque manifestaron que no tienen la capacidad económica para cancelar en su totalidad la factura de uno y hasta más de tres meses acumulados.

A Marco Antonio Cayetano, residente de la colonia Villeda Morales, la empresa le cortó el servicio de agua potable debido a que no pagó el mes que debía en el plazo de una semana concedida por la concesionaria.

“Ahora tengo que pagar 350 lempiras de reconexión”, aseveró Cayetano, quien criticó la normativa sancionadora de la empresa.

Los usuarios reclaman el cobro que hace la empresa para reconectar el servicio, ya que explican que si se retrasan es porque en su momento no cuentan con el dinero necesario para cubrir la deuda y mucho menos para pagar extra el restablecimiento del servicio. Argentina Irías, vecina de la colonia Montefresco, declaró que durante tres meses su recibo reflejó un consumo de 1,600 lempiras, el cual rechazó rotundamente, luego de una investigación se comprobó que las fugas no eran el motivo. “Todavía debo dos meses que son 1,200 lempiras”.

Irías reclamó que además del cobro que hace la empresa por la reconexión, deben esperar más de dos días para tener de nuevo el servicio.

“Yo ya pagué marzo y en abril me salieron los dos meses, como si no hubiera pagado, y no es la primera vez que me pasa”, reclamó Neptaly Orellana, habitante de la colonia Ebenezer, en Chamelecón.

El caso de Jorge Ulloa es aún peor. Por mucho tiempo el promedio mensual de consumo de su esposa y él ha sido cuatro metros cúbicos de agua, por lo que siempre han pagado unos 112 lempiras, el mes pasado el cobro le aumentó a 623.62 lempiras sin explicación alguna.