San Pedro Sula, Honduras.

Las hermanas salesianas del Instituto María Auxiliadora celebrarán hoy el 75 aniversario del centro educativo sintiendo la ausencia de una hermana que entregó 33 años al servicio de la institución.

Se trata de sor Blanca Lara, quien falleció a sus 100 años el pasado martes después de sufrir graves complicaciones en su salud durante varios años.

Las religiosas y exalumnas que compartieron con ella resienten la pérdida, pero aseguran que su legado vivirá por siempre en sus corazones.

“Sor Blanca era una hermana muy preparada, tenía el arte de ser poeta, escribía y declamaba. Tuvo la oportunidad de colaborar con el Ministerio de Educación de Costa Rica en textos de español”, contó sor Bertha Méndez, directora del María Auxiliadora. Sor Blanca, quien era originaria de Tegucigalpa cumplió 81 años de consagración, siendo la hermana con más años de vocación dentro de la comunidad religiosa que ahora quedó conformada por 11 hermanas.

La directora recuerda las tardes donde sor Blanca las deleitaba tocando el piano o leyendo algún poema de su autoría.

“Estos pasatiempos la mantenían siempre sonriendo, era muy jovial”, expresó con tristeza.

Aunque por el deterioro de su salud dejó de impartir clases de español y literatura hace nueve años, las jóvenes que tuvieron el privilegio de ser sus alumnas la recordaran como una hermana educada y cariñosa.

“Éramos 65 alumnas en tercer curso y siempre vio algo diferente en nosotras, ella buscaba que explotáramos nuestro potencial en la literatura.

Siempre nos mandaba a buscar palabras al diccionario para que pudiéramos expandir nuestro vocabulario”, manifestó Yansi Villegas.

Hoy la institución se viste de gala para celebrar las bodas diamantinas; pero la ausencia de la religiosa ha entristecido a toda la comunidad que está ávida de más mujeres con una vocación tan consagrada como la de “Sor Blanquita”.

Sor Luz Adela Serrano se convirtió en su cuidadora los últimos meses de agonía y no pudo evitar el nudo en la garganta al recordarla.

“Era muy apreciada por las alumnas, quienes aprendieron mucho con ella en las clases. Su trato siempre fue muy fino y muy educada”, dijo. Con una misa hoy a las 7:30 am se celebrará el 75 aniversario de la institución, donde también será recordada la hermana mayor del centro.