23/02/2024
07:40 AM

Para abril fijan audiencias para conocer solicitudes de amnistiar al exalcalde Padilla Sunseri

El exalcalde huyó de la justicia hondureña desde el año 2017.

San Pedro Sula, Cortés.

Tras llevarse a cabo la audiencia ad-hoc del pasado viernes en la sala segunda del Tribunal de Sentencia que negó beneficiar con amnistía al exalcalde Rodolfo Padilla Sunseri y previo a la audiencia de extinción de la responsabilidad penal programada para mañana jueves, dos audiencias más con el mismo propósito fueron fijadas en el Juzgado de Letras Penal.

Se trata de dos audiencias ah-hoc programadas para el lunes 4 de abril a las 10:00 am y la otra para el viernes 8 de abril a las 10:00 am.

El Juzgado de Letras de lo Penal recibió y admitió la solicitud del abogado defensor del excalde para beneficiarlo con aplicación de la amnistía política aprobada recientemente en el Congreso Nacional.

El 30 de octubre y el 21 de agosto de 2009 y 2013 se presentaron los requerimientos fiscales con relación a los delitos de abuso de autoridad y malversación de caudales públicos.

Las acusaciones vinculan a Padilla Sunseri con lo dispuesto desde el 25 de enero de 2002 al 24 de enero de 2006, tiempo que fungió como regidor. Posteriormente asumió como alcalde el 25 de enero de 2006 al 28 de junio de 2009.

Una de las imputaciones por parte del Ministerio Público es sobre el gasto y alto consumo de combustible asignado a los regidores, mientras que el segundo caso es porque el 26 de octubre de 2006 se inició el proceso de licitación pública del proyecto “Pavimentación del barrio Las Flores”, adjudicado a una empresa. La ejecución de dicha obra inició el 6 de febrero de 2007 y a la constructora se le anticipó la cantidad de 1,096,814.19 lempiras.

La Fiscalía indicó en su momento que durante el desarrollo de la obra hubo atrasos, puesto que la tesorería municipal incumplió con los pagos, según el contratista que hizo los reclamos.

Siete meses después, en octubre, la empresa abandonó la continuación de la obra. Una mes antes, el director de obras públicas de la Alcaldía había alertado y solicitado al procurador municipal iniciar acciones legales porque estaban vigentes la garantías de cumplimiento, según la cláusula 14 del contrato suscrito entre la Municipalidad y el contratista.

Para realizar el plan de inversión municipal, el diciembre de ese año instituciones bancarias otorgaron préstamos de 60 y 290 millones de lempiras, recursos que eran para ejecutar varias obras, entre ellas la pavimentación del barrio Las Flores, pero el dinero fue supuestamente desviado por orden del entonces administrador, quien habría redestinado parte del dinero para cancelar otras deudas.