24/05/2024
02:33 PM

Noreste y noroeste, los más afectados por apagones

Las lluvias acompañadas de actividad eléctrica dañan las líneas de transmisión.


Debido a las últimas tormentas acompañadas de actividad eléctrica que han caído en la ciudad se han triplicado las denuncias en el turno de emergencia de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, Enee.


El personal de la estatal energética recibía a diario unas treinta quejas por falta del suministro de energía y en los últimos días están recibiendo más de cien llamadas telefónicas. Yolanda Perdomo, portavoz regional de la Enee, explicó que estas llamadas son de abonados que necesitan trabajos de emergencia por las fuertes tormentas. “Frente a esa demanda, la subgerencia ha aumentado el personal de turno de las emergencias a cinco cuadrillas, así como los empleados que atienden las líneas telefónicas”, manifestó. Con las fuertes tormentas que azotaron San Pedro Sula el lunes y martes se interrumpió el fluido eléctrico en varias colonias de los sectores noreste y noroeste, los más perjudicados.

Perdomo expresó que, el lunes, la lluvia que duró más de una hora afectó el circuito 290, que suministra energía eléctrica a las colonias El Roble, Los Castaños uno y dos y Villas del Campo. Otro es el circuito 207, que abarca las colonias Las Brisas, El Higueral, Guadalupe, Villa Florencia, Smith, San Cristóbal y barrio La Granja y Morazán.

“Esas dos son las líneas más grandes y la interrupción fue de dos a tres horas e inmediatamente se pudo restablecer el servicio”. Perdomo agregó que, en la colonia Suazo Córdova, los fuertes vientos derribaron un árbol y éste cayó sobre un poste del tendido eléctrico, que tuvo que ser cambiado, por lo cual no hubo energía eléctrica en la zona. La portavoz dijo que varios transformadores se dañaron y ya fueron cambiados.


La tormenta del martes afectó la subestación La Victoria, en Choloma, que también abastece a colonias del sector noreste, como Campisa uno y dos, Juan Ramón Molina y Bosques de San Pedro y el peaje del bulevar del norte. “Los problemas por las lluvias son en las líneas de transmisión de energía”, dijo Perdomo.