San Pedro Sula, Honduras.

La historia del joven sampedrano Christian David Sánchez es una de esas pocas que causan inspiración y alegría de inmediato. Ni las dificultades económicas impidieron que cumpliera su mayor sueño en la vida: recibirse como ingeniero en informática.

A sus 24 años Christian David recibirá su título este próximo jueves en una ceremonia que se realizará en las instalaciones del Centro Universitario Tecnológico (Ceutec).

El ser un estudiante de excelencia académica durante su paso por el colegio sampedrano INTAE, le permitió aplicar para recibir una beca completa para culminar sus estudios universitarios, hoy el joven rebosa de felicidad ante su anhelado logro.

ChristianDavid

Perseverancia

'Estoy muy agradecido con Dios, sin él esto no habría sido posible, sobre todo por las circunstancias que tuve que atravesar. Como menciona un versículo, todo las cosas ayudan a bien. Todo el proceso me hizo más humano, más disciplinado. Con fe, disciplina y perseverancia podemos lograr lo que nosotros nos propongamos', puntualiza el joven.

'Estoy muy contento de terminar una meta más que me he propuesto, sobre todo en un año tan oscuro como el 2020. Terminé mi tesis en el mes de enero y en el mes de marzo tendría que haberse realizado la ceremonia pero por la pandemia se pospuso', agrega.

Desde que tenía 12 años ayudó a su padre en los trabajos que este realiza como maestro constructor, siendo su ayudante de albañilería. Todavía en su primer año universitario acompañó a su papa, batiendo mezcla, pegando bloques, esto sin descuidar el colegio.

ChristanAlbañil

Gracias a su excelentes notas obtuvo la beca en Ceutec y comenzó a dedicarse a la programación, su profesión actual. 'Al principio fue trabajando duro con mi papá, bajo el sol, bajo la lluvia cuando tocaba y no me avergüenzo de eso, me siento honrado de haber pasado todo eso, aprendí a valorar todo el esfuerzo de mis padres', agrega.

ChristanAlbañil

Christian David asegura que el motor que lo impulsa para ser un buen estudiante es el temor a Dios, dar lo mejor de él y no competir con otros, competir contra si mismo. Al mismo tiempo garantiza que el sacrificio de sus padres lo impulsa a seguir adelante.

'Durante estuve en el colegio, sufrimos por tres o cuatro años, me tocaba caminar de un lado a otro para llegar porque no teníamos dinero para los pasajes. Ese sacrificio y ese momento duro me motivó para salir adelante', explica el joven sampedrano.

JovenSampedrano

Sánchez invita a las personas a que crean en su talento y siempre dar la milla extra para poder tener éxito. 'Hay que creer en nosotros mismos, mucha disciplina, no podemos estar sentados y esperando, hay que estudiar fuera de clase, dar lo mejor', comparte.

Propósitos

De cara al futuro, el egresado que también es fundador de una comunidad de desarrolladores en Honduras, espera organizar una conferencia con invitados internacionales. 'He tenido la bendición de impartir charlas de mis conocimientos en comunidades de otros países. Quiero poner en alto el nombre de mi país', puntualiza.

HondureñoÉxito

Christan David además sueña con tener su propia empresa y no piensa dormirse en los laureles, quiere seguir estudiando un posgrado para tener mayor preparación profesional.