San Pedro Sula, Honduras.

Mientras la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC) aumentó su renta mensual de L1.1 millones a L2.3 millones para que funcione el triaje, el Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras no cobra ni un centavo por el uso del edificio.

En el Colegio de Ingenieros, frente al hospital Mario Rivas, atienden los siete días de la semana las 24 horas y fue el primer triaje que comenzó a funcionar en marzo de 2020.

El presidente del Colegio de Ingenieros de San Pedro Sula, César García, dijo a LA PRENSA que cuando inició la pandemia les solicitaron las instalaciones y ellos las cedieron para contribuir con la población.

“Firmamos un documento con el Gobierno y ellos se hacen cargo de pagar los servicios básicos; pero nosotros no cobramos nada por el uso de las instalaciones porque es una manera de colaborar con el pueblo en una emergencia de esta naturaleza”.

LEA: Piden redoblar medidas por aumento de muertes por covid en San Pedro Sula

“Nosotros pensamos en la situación que está pasando la población, así que les cedimos el inmueble para triaje hace casi un año. Lógicamente, nosotros somos conscientes que en este momento lo que importa es que todos debemos apoyarnos porque al final no es un apoyo para el Gobierno, es para el pueblo sampedrano”, dijo García.

“Ellos -el Gobierno- pagan la energía y el agua, y establecimos un protocolo para el uso de los aires acondicionados y el compromiso es que si hay daños ellos los repararán, pero hasta la fecha no se ha tenido ningún problema”, detalló.

Expocentro

En contraste, en la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, el aumento ha sido de más del 100% de acuerdo con el primer contrato firmado, cuando acordaron pagar un millón de lempiras más el 15% de impuesto sobre venta.

En el nuevo contrato que comenzó el 1 de enero y termina el 31 de marzo se incrementa a 2.3 millones de lempiras más el 15% de impuesto sobre venta. Los sampedranos consideran que el cobro es un abuso.

La Cámara hizo público un comunicado ayer en el que no explican la razón del aumento, y solo mencionan que se aplicaron descuentos.

“La junta directiva de la CCIC es la responsable de velar por la sostenibilidad financiera de esta organización, por tal razón se planteó a Copeco la necesidad de recuperar los edificios para que una vez que la situación sanitaria lo permita se puedan reanudar los eventos bajo medidas de bioseguridad...”, añade.

Explica que Copeco a través de sus funcionarios solicitaron un nuevo contrato a partir de enero 2021, por lo que se acordó rentar por tres meses concediendo un 25% de descuento.

“Cabe señalar que a la fecha el Gobierno adeuda rentas y servicios públicos de 2020, y el contrato de 2021 no ha sido firmado; además, nuestras instalaciones presentan daños en su infraestructura, lo que requiere de una inversión para ponerlos al servicio de nuestra afiliación y nuestros clientes”. La CCIC considera que el hecho de hacer pública la cifra que están cobrando por el alquiler es producto de una campaña mediática del Gobierno.

El viceministro de Salud, Roberto Cosenza, dijo que los afectados por el covid-19 tienen necesidad de que el triaje en Expocentro funcione; pero al mismo tiempo todos debemos ser conscientes que en este momento no toda la responsabilidad puede caer en el Gobierno.

“Tenemos necesidades, pero es importante que todos nos apoyemos cobrando lo justo. En este triaje de Expocentro ya se hizo una inversión y a este lugar llega gente de toda clase social y no andamos viendo si la gente tiene o no Seguro Social para atenderlos. Es momento de ponernos la mano en la conciencia porque no estamos ayudando al Gobierno, sino al pueblo, que es el que está necesitando los triajes”, puntualizó Cosenza.