01/12/2022
11:25 PM

Más noticias

Altos costos de alquileres de casas y tiendas tienen en jaque a sampedranos

Después de las tormentas de noviembre, ciudadanos de otros municipios se han desplazado a la Capital Industrial, pero es más oneroso residir.

SAN PEDRO SULA. Aunque el alquiler de locales comerciales sigue lento, las rentas de casas y apartamentos han tenido un repunte este año en la ciudad.

Debido a la pandemia, muchos pequeños y medianos empresarios abandonaron sus locales comerciales, trasladaron las operaciones a sus casas y también se inclinaron a las ventas por internet.

Pese a que la misma situación se dio en el área habitacional como casas y apartamentos, la demanda ha provocado una pronta reactivación.

Sin embargo, los altos costos de alquileres, que luego de las tormentas Eta y Iota se han disparado en algunos sectores, tienen indignados a los arrendatarios.

En cuadrantes como el sureste y noreste las rentas se han ido “por las nubes”.

Carlos Cerrato, jefe del Departamento Administrativo de Inquilinato (DAI) en la zona norte, declaró que luego de las tormentas de noviembre muchos pobladores migraron de El Progreso, La Lima y otras zonas hacia colonias no inundables de San Pedro Sula.

Esto está siendo aprovechado por los dueños de inmuebles que antes tenían en renta casas a L5,000 y ahora lo han aumentado a L7,000 y hasta L10,000.

“No se puede aumentar arbitrariamente a la renta sin hacerle mejoras al inmueble, esto debe ser denunciado”, dijo.

Cerrato explicó que como DAI citan a las partes, donde el propietario debe argumentar del porqué el aumento.

Los costos de alquiler en la Capital Industrial en comparación con otros municipios son mucho más altos.

La no condonación de deudas ni rebajas en la renta durante la pandemia causó que muchos mipymes abandonaran los locales en plazas y centros comerciales. En los últimos tres años, el aumento en los costos de alquileres ha sido de más del 30%.

Cerrato indicó que continúan las denuncias por medidas coercitivas como la imposición de candados, el corte o suspensión de agua o luz, quitar ventanas, puertas y hasta láminas del techo para obligar a inquilinos a desalojar el bien inmueble por falta de pago.

Registran unas 12 al mes, el 95% logra conciliar.

Los ciudadanos han mostrado su indignación en redes sociales por el aumento que ha habido en los costos de alquileres.