San Pedro Sula, Honduras.

Los acercamientos entre el sector privado y el Gobierno incluyen también las estrategias relacionadas con algunos segmentos turísticos, como el denominado Viajes.

Lo anterior se evidenció ayer en San Pedro Sula cuando representantes de Spirit Airlines y las autoridades de la Secretaría de Turismo se reunieron para crear alianzas de cooperación.

Eso permitirá una relación más estrecha que consolide las operaciones de Spirit en la ciudad. También se procura la ampliación de la gama de destinos y la frecuencia de los vuelos a cinco por semana. Emilio Silvestri, director de Turismo, refirió que una de las ventajas que se propiciará para los hondureños serán los costos accesibles.

“Queremos reforzar las relaciones con las empresas privadas que tienen influencias en el turismo. Apoyaremos a Spirit en lo que sea necesario y esperamos llevar sus servicios a Tegucigalpa en un futuro, porque en la capital hemos perdido la conectividad con Miami”, dijo.

Los representantes de la aerolínea resaltaron la capacidad que tuvo el Gobierno de Juan Orlando Hernández en resolver los problemas que la empresa había tenido con las administraciones anteriores, sobre todo en temas relacionados con el sistema de operaciones.

Manuel Jaquez, representante de Spirit Airlines, indicó que -además de perseguir la expansión de la empresa- trabajan en la promoción del país en el exterior.

“Honduras tiene en el extranjero un problema de percepción muy difícil, pero aprovechamos los espacios de promoción turística del Gobierno para atraer personas”.

Jaquez confirmó que uno de los incentivos para que las personas se decidan a viajar es mantener tarifas reducidas.