25/01/2023
12:12 PM

Más noticias

Actividad económica está paralizada en más del 70%

Como consecuencia de la pandemia, la productividad de la ciudad ha disminuido, apenas apoyada por el teletrabajo y ventas a domicilio Miles de trabajadores están suspendidos.

San Pedro Sula.

Desde que inició la emergencia sanitaria nacional producto de la pandemia del Covid-19 con medidas agresivas de prevención, la actividad económica de San Pedro Sula está paralizada en más del 70%, según estimaciones de los industriales.

“Los efectos que el coronavirus está generando en la economía de nuestro país son muy profundos y la recuperación no será fácil ni rápida”, dijo Fuad Handal Katimi, presidente regional de la Asociación Nacional de Industriales (Andi) en San Pedro Sula.

Propuestas para el Gobierno
A criterio de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), el Gobierno tiene la posibilidad de acceder a fondos de organismos internacionales y compensar con préstamos a largo plazo su flujo de caja, ya que también ellos tienen obligaciones que cumplir.
A su criterio, la prioridad “es cuidar la salud y evitar la propagación del virus, y paralelamente necesitamos todos sostener nuestras familias y abastecernos de productos”.

Según Handal Katimi, “es muy importante entender que lo más urgente es preservar los empleos y los salarios de toda la fuerza laboral del país, y si las empresas usan su liquidez para pagar impuestos, servicios públicos, deudas o proveedores será muy difícil sostener el pago de planillas durante la crisis”.

Acciones

Producto de la crisis, empresas de todos los niveles han recurrido al teletrabajo y las entregas a domicilio, pero la situación actual expone la necesidad de encontrar más formas de producir para subsistir.

“La mayoría de empresas no están preparadas para que sus colaboradores trabajen desde sus casas, para esto se requiere cierto nivel de tecnología. Recordemos que la mayoría de empresas en este país son mipymes y no tienen esos recursos”, refirió Pedro Barquero, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC).

Foto: La Prensa

Mipymes son las primeras afectadas por la crisis sanitaria.
El sector privado entregó al Gobierno una serie de propuestas para paliar el impacto por la pandemia en la economía.

Entre ellas sugirieron la suspensión del pago de servicios públicos e impuestos, similar a las acciones que decidieron Gobiernos de países vecinos.

61%
aporte del sector servicios Este sector es el más representativo en el PIB nacional. Incluye comercio, finanzas, transporte y otros. Piden salvar los puestos de trabajo.
No obstante, ayer el Servicio de Administración de Rentas (SAR) anunció la ampliación de la suspensión de plazos legales para la realización de trámites.La Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (Cree) expuso a través de un comunicado que postergaron hasta finales de abril la revisión para el ajuste al costo de la tarifa eléctrica.

La Cree hace una revisión trimestral de las tarifas eléctricas e inicialmente debía realizarla para finales de marzo, de forma que los nuevos precios entrarán en vigor el siguiente mes.

Foto: La Prensa

Suspendidos miles de trabajadores

TEGUCIGALPA. La pandemia del Covid-19 tendrá un impacto en la economía nacional, en las empresas y en los hogares, advirtió ayer Carlos Madero, titular de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social.“Nos estamos enfrentando al problema más grande de los últimos tiempos y de la época moderna, y hay que entenderlo desde esa magnitud”.

Madero confirmó que algunas empresas ya suspendieron contratos laborales de miles de trabajadores como consecuencia de la emergencia.“Esto va a seguir a medida que la pandemia vaya evolucionando; al no funcionar las empresas, esto revienta el mercado de trabajo”, añadió Madero.

El funcionario aseguró que el Gobierno ha realizado una serie de medidas para reducir el impacto en las empresas y evitar despidos masivos y cierre de operaciones de las mismas.

Hasta ayer, la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM) no había emitido un comunicado o postura oficial ante el aviso que diferentes empresas textiles y manufactureras suspendieron contratos de trabajo, algunas hasta por 120 días. La Organización Internacional del Trabajo (OIT), a través de una reciente evaluación, destacó que la crisis económica y laboral provocada por la pandemia del Covid-19 podría aumentar el desempleo mundial en casi 25 millones de personas.

Ante ello, instó a la adopción de medidas urgentes, a gran escala y coordinadas, basadas en proteger a los trabajadores.