Bastan 15 minutos en un carro y altas temperaturas para una tragedia, alerta pediatra a padres hondureños

Maynor Mata, presidente de la Asociación de Pediatría capítulo Valle de Sula, señala por qué los golpes de calor pueden ocasionar la muerte en los menores.

De acuerdo con el pediatra las reservas de agua de los menores de cuatro años son deficientes, por ello más propensos a sufrir un golpe de calor.
De acuerdo con el pediatra las reservas de agua de los menores de cuatro años son deficientes, por ello más propensos a sufrir un golpe de calor.

San Pedro Sula, Honduras.

Las altas temperaturas de hasta 38 grados que se experimentan en la zona norte y en otras partes de Honduras deben mantener alerta a los padres de familia pues los menores podrían ser víctimas de un mortal golpe de calor.

El pasado 20 de abril, un menor de cuatro años, Erlin Cardona, falleció por asfixia dentro de vehículo debido a la ola de calor que azota el país, según las autoridades.

El pequeño había desaparecido y sus familiares comenzaron a buscarlo; minutos más tarde, el niño fue hallado sin vida en el interior de un vehículo.

Además lea: Asfixiado dentro de vehículo muere niño de cuatro años en Choloma

Maynor Mata, presidente de la Asociación de Pediatría capítulo Valle de Sula, explicó que los menores de cuatro años son los más vulnerables a los golpes de calor.

¿Qué es un golpe de calor? Básicamente es una elevación de la temperatura del cuerpo debido al calor extremo o por un exceso de ejercicio físico. Es una urgencia y en pocos minutos puede ocasionar la muerte.

"Debemos tener en cuenta que la temperatura dentro el automóvil aumenta 20 grados. Es decir, que si se registra una temperatura ambiente de 38 grados, dentro del vehículo esta puede llegar a alcanzar los 60 grados", dijo Mata.

De acuerdo con el pediatra, solamente se necesitan 15 minutos y altas temperaturas para que ocurra una tragedia al dejar a un niño solo dentro de un carro, pues sus reservas de agua son deficientes.

"Bajo ningún motivo un niño debe quedar solo en el carro, ni aunque tenga encendido el aire acondicionado, pues los niños son curiosos y puede que lo apague o que extreme el frío, lo cual también podría afectarle".

Mata agregó, que un vehículo sin ventilación durante dos o tres horas alcanza temperaturas extremas y que ciertas zonas como los asientos y las cabeceras pueden provocar quemaduras en la piel de los menores y ancianos.

"Si usted observa un niño solo dentro de un vehículo alerte a los padres y si este se encuentra aparentemente desmayado, rompa una de las ventanas y saque al menor".

"Acto seguido, colóquelo en la sombra y verifique si hay pulso. Coloque paños de agua fresca en la cabeza y que lo lleven al hospital más cercano para que sea hidratado y se hagan los exámenes correspondientes".

El doctor señaló que el golpe de calor no solo pueden ocurrir dentro un automóvil, también pueden darse en un área de piscina o en casa mientras los niños juegan en el patio.

Por lo tanto, se debe evitar que los menores se expongan al sol entre las 11:00 am y las 2:00 pm; además, debe ofrecerles agua constantemente, aunque no pidan agua, si es un lactante también incrementar las veces lactancia.

También es recomendable que utilicen ropa fresca y de preferencia de colores claros.

Las señales a las que debe estar atento son dolor de cabeza, náuseas, vómitos, calambres, cansancio extremo y respiración acelerada o profunda.

La Prensa