En dos semanas esperan finalizar trabajos en La Mesa

El levantamiento y reconocimiento de la mercancía afectada por las inundaciones en La Lima ya se está ejecutando. Los comerciantes buscaban abastecerse para esta época.

Los depósitos Swissport y Aimar que funcionan en La Lima almacenaban repuestos, mercancía de zona libre, mercadería de temporada y materia prima, entre otros. Fotos: José Cantarero.
Los depósitos Swissport y Aimar que funcionan en La Lima almacenaban repuestos, mercancía de zona libre, mercadería de temporada y materia prima, entre otros. Fotos: José Cantarero.

San Pedro Sula.

Las autoridades ya comenzaron el levantamiento y reconocimiento de las mercancías que resultaron afectadas por las tormentas tropicales en los depósitos de la aduana La Mesa en La Lima.

Las labores de limpieza se hacen al mismo tiempo que el reconocimiento de las mercancías, se espera que esto tarde unas dos semanas.

Aún no se conoce el monto de las pérdidas, pero se sabe que había un número considerable de vehículos, aparatos electrónicos, materia prima y mercadería de temporada navideña con el que el comercio buscaba aumentar sus ventas este mes.

Aunque los depósitos Swissport y Aimar se encuentran temporalmente cerrados luego de las inundaciones, las operaciones de La Mesa continúan a través de sus otros depósitos: Sicarga, Almasa, DHL, BTD Customs & Warehouse S.A, Hondumares y Zofraco en la 33 calle, sector El Polvorín.

kb-mercaderia2-161220(800x600)
"Hasta este momento no tenemos calculado a cuánto asciende la pérdida”: Keydi Navarro,
coordinadora regional Aduanas.

Keydi Navarro, coordinadora de la oficina regional de Aduanas, dijo a Diario LA PRENSA que los trabajos de limpieza están avanzados; además, Swissport y Aimar hicieron los acercamientos con sus compañías aseguradoras.

La administración aduanera visitó el lugar para verificar de manera superficial la mercancía.

“Pudimos observar que hay mucho daño. Todo estaba prácticamente a cierta altura y mucho a nivel de piso, lo que ocasionó que mucha de la mercancía se encuentre prácticamente destruida, algunas que estaban en la parte superior, en los anaqueles, esa no sufrió daño”, compartió.

Navarro detalló que este lunes comenzaron con la identificación y levantamiento de lo almacenado. Comenzaron con el despacho, es decir, la carga que ya estaba registrada y ya había pagado los impuestos.

“El importador se presentó, verificaron el estado de la mercancía. Hemos identificado a nivel de manifiesto cuáles eran las mercancías registradas ,ahora las vamos a identificar una a una iniciando con las de mayor valor custodiadas en las bóvedas o jaulas que es donde se guarda lo electrónico, relojes, joyería, perfumería, etc”.

Para poder llevar a cabo el proceso de revisión se requiere la presencia del importador o un representante, el depositario y la autoridad aduanera.

Además
1- La segunda aduana más activa. Después de Puerto Cortés, la aduana La Mesa es la que representa una mayor recaudación.
2- Tiempo de entrega en aduana La Mesa. Luego que el obligado tributario a través de su agente aduanero cumplía con los requisitos, los tiempos de despacho en La Mesa eran de un aproximado de 24 horas, aseguran autoridades.

Luego continuarán con los artículos que no habían sido ingresados en el sistema el día antes de la tormenta y que quedaron sin registrar a aduanas, posteriormente los que estaban en los almacenes en anaqueles o en el piso.

Por último, revisarán las que estaban en poder del Ministerio Público, para separar las que pueden ser destruidas y las que representan un valor para el fisco.

“Esperamos tener concluida esta actividad en las próximas dos semanas, por lo complejo que es identificar esos paquetes entre el lodo”, añadió.

Entre las pérdidas se encuentran productos varios comprados en línea, repuestos para maquinaria, mercancía de zona libre, mercadería de temporada y un número considerable de carros.

“El depositario tiene la responsabilidad con el fisco y con el importador, desde luego hay procedimientos legales que deben seguirse”, apuntó Navarro.

De acuerdo con un comunicado, el dueño de la carga o agente aduanero tiene hasta el 31 de diciembre de 2020 para gestionar el reclamo de mercadería dañada por las tormentas Eta y Iota y deberá presentar los documentos que soportan la carga y la solicitud formal del reclamo.

Muchos repuestos, mucha maquinaria y mucha mercadería se perdió con las tormentas.

Menotti Maradiaga, presidente de la Fedecámar.

Raúl López, expresidente de la Federación Nacional de Agentes Aduanales de Honduras (Fenaduanah), opinó que los importadores no deberían tener tiempo límite para hacer el reclamo por la mercadería dañada y mucho menos tan poco, considerando que tienen hasta el 31 de diciembre.

“Es decir que si después del 31 de diciembre nadie reclama, se quedó con la pérdida, creo que eso no es así, están obligados a responder por la mercancía”, sostuvo López.

Menotti Maradiaga, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio e Industrias de Honduras (Fedecámara), manifestó que hay pequeños y medianos empresarios que se habían preparado con mercadería para vender este mes y que la perdieron con las inundaciones en los depósitos de La Lima.

“Están a la espera de la reposición por parte de los seguros, pero no contar con esta mercadería no permitió que se abastecieran y tener las ventas proyectadas en la época navideña”, aseveró Maradiaga.

kb-mercaderia3-161210(800x600)
La Prensa