El Leonardo queda sin cincuenta enfermeras y sin intensivistas

A raíz de esta situación, la capacidad de atención del hospital bajó de 111 pacientes a 80.

El Leonardo Martínez fue acondicionado para atender pacientes graves y críticos por covid, pero no le asignaron más presupuesto.
El Leonardo Martínez fue acondicionado para atender pacientes graves y críticos por covid, pero no le asignaron más presupuesto.

San Pedro Sula.

Debido a que el personal de enfermería del hospital Leonardo Martínez renunció por la falta de pago, el centro asistencial redujo la cantidad de camas para atención a pacientes con covid-19.

La renuncia de 50 enfermeras que laboran en las salas covid del hospital se debe a que les deben los salarios de junio y julio por la planilla del programa Código Verde Plus y el mes de julio a través de fondos BID, además de la bonificación que desde abril les autorizó públicamente el presidente Juan Orlando Hernández, según cita un comunicado emitido por la Fundación de Apoyo al Hospital Leonardo Martínez.

La fundación aclaró en el documento que la salas de atención para estos pacientes no están cerradas.

Y es que a la masiva renuncia de las enfermeras se unió la salida de seis intensivistas a quienes no se ha renovado el contrato, lo que les impide ejercer en el hospital

Dato
Código Verde Plus provee a los hospitales públicos de médicos generales, médicos especialistas y técnicos hospitalarios en distintas áreas para ofrecer al usuario un servicio médico integral. Con este programa se contrató a 1,098 empleados para los hospitales del país.

Intensivistas

Los pacientes graves y críticos de covid-19 que eran atendidos por los intensivistas ahora están a cargo de médicos generales por la salida de los seis especialistas a raíz que se terminó el contrato el julio.

Óscar Díaz, médico intensivista del centro asistencial, explicó que en el caso de los médicos el problema es que al terminar el contrato no pueden atender pacientes por un tema legal, por lo que esperan que se solucione cuanto antes.

“Somos un grupo de médicos intensivistas que no hemos tenido relación laboral con el Leonardo Martínez sino a través de una empresa que se llama Intensivistas Asociados que nos contrató a y nos pagan nuestro salario, pero el contrato se venció el 31 de julio y habrá que renegociar”.

np-Leonardolodijo-050820(800x600)
“EL hospital ha cumplido con el equipo de bioseguridad, tiene protección nivel tres”: José Medina,
director Leonardo Martínez.

“Si en un hospital privado yo atiendo a pacientes graves voy bajo mi responsabilidad”, señaló al explicar que en el caso del Leonardo, al no tener una relación laboral, los deja expuestos legalmente y “necesitamos que el Estado nos avale”, expresó.

Indicó que los seis especialistas están anuentes a volver y colaborar, sí si se restablecen las responsabilidades legales.

Enfermeras

Josué Orellana, presidente de la Asociación Nacional de Enfermeros y Enfermeras Auxiliares de Honduras (Aneeah), dijo a LA PRENSA que la renuncia fue interpuesta por 50 enfermeras, 24 de ellas auxiliares y 26 licenciadas en Enfermería, por la falta de pago de los meses de junio y julio, más un bono de estímulo por estar en primera línea.

“La falta de pago llevó a que los compañeros le dieran un ultimátum a las autoridades. Yo hablé ayer (martes) con la ministra de Salud y se comprometió a resolver el pago y nos alegra porque los compañeros merecen el pago a tiempo”, expresó Orellana.

Desembolso

José Medina, director del centro asistencial, señaló que a raíz de la renuncia del personal se bajó de 111 cupos para pacientes graves y críticos de covid-19 a 80.

Detalló que renunciaron 25 licenciadas en Enfermería, 24 enfermeras auxiliares y salieron los seis intensivistas.

“Tenemos que decirle a la población que desde el día de ayer (lunes) por la noche tuvimos el acercamiento de la ministra con su grupo y ya le confirmaron a la fundación y al hospital Leonardo Martínez que se hará un nuevo presupuesto, que se inyectará un nuevo presupuesto para el día viernes, se hará una ampliación a 80 millones de lempiras que se le darán al hospital”, expresó Medina.

El doctor dijo que el primer desembolso que hará Salud será de un 80%, equivalente a 64 millones de lempiras. “Con esto, el hospital solventará el incumplimiento de pago con el personal en los meses de junio y julio y con los proveedores”.

“Tuvimos que disminuir la capacidad instalada que era de 111 camas y ahora estamos con 80. Estamos hablando de 22 camas en observación, ocho camas en intensivo, nueve camas en lo que llamamos intermedios A y 28 camas en intermedio B”, detalló.

Añadió que al recibir los fondos harán las recontrataciones.

Doris Perdomo, una de las enfermeras que presentó su renuncia, confirmó que les deben dos meses de salario y una bonificación. “Estamos dispuestas a volver si nos pagan lo que nos deben”, dijo.

np-Leonardodocumento-050820(800x600)
Las enfermeras que presentaron su renuncia estaban contratadas por el programa Código Verde para atender
enfermos por covid-19.
np-Leonardodocumento2-05082(800x600)
La Prensa