Garantizan alimentos para abastecer regiones afectadas

Autoridades se reunieron con productores para planificar la compra de más alimentos y definir la entrega en zonas que faltan

Las provisiones duran un mes para una familia de cuatro miembros.
Las provisiones duran un mes para una familia de cuatro miembros.

San Pedro Sula, Honduras.

Las autoridades gubernamentales trabajan en un plan operativo para la entrega de alimentos en el resto de Honduras a las familias más afectadas por el coronavirus.

Aunque ya comenzó la entrega de víveres en algunas colonias de Tegucigalpa, faltan San Pedro Sula, La Ceiba y Choluteca, zonas que han estado en toque de queda absoluto mucho más tiempo que Puerto Cortés, Santa Cruz de Yojoa y el resto del territorio.

Ayer, María Antonia Rivera, designada presidencial; Rocío Tábora, ministra de Finanzas; Luis Mata, ministro de Inversiones; y Luis Colindres, director del Servicio Nacional de Emprendimiento y Pequeños Negocios (Senprende) tuvieron una reunión con suplidores de alimentos, con el fin de garantizar el abastecimiento de productos que serán distribuidos a las familias más afectadas por la crisis sanitaria.

Pandemia Covid-19

  1. Cómo ha sido la entrega de alimentos Hasta ahora la entrega de víveres en Tegucigalpa ha sido ordenada y con una buena coordinación por parte de las Fuerzas Armadas. La ayuda ha llegado a los pobladores más necesitados.
  2. Qué contienen los sacos solidarios Los sacos que hasta ahora han entregado contienen al menos 18 productos de la canasta básica como harina de maíz, de trigo, arroz, frijoles, espaguetis, azúcar, café, avena, sopas, margarina y manteca.
  3. Valoraciones de los sacos solidarios De acuerdo con las autoridades, las bolsas están valoradas en 850 lempiras y deberían durar al menos 15 días. Además de alimentos, en las bolsas van mascarillas y botes de gel antibacterial.

La reunión se desarrolló en San Pedro Sula, uno de los municipios en donde se espera llegue pronto la ayuda gubernamental, debido a que muchos sectores de trabajadores independientes han solicitado la ayuda formalmente por medio de listados.

“Siguiendo instrucciones del Presidente nos reunimos con productores del sector agroalimentario que incluye canasta básica, el objetivo es ver cuál es la situación de la cadena productiva, que es prioridad en estos momentos, además del tema de salud”, explicó la designada María Antonia Rivera.

Enfatizó que el sector más vulnerable de la población será beneficiado con las 800,000 raciones (sacos solidarios) bajo la Operación Honduras Solidaria. Se prevé que 3.2 millones de personas reciban los alimentos.

Precios
La designada presidencial, María A. Rivera, dijo que ya se comenzó a sancionar a quienes aumentan los precios de los alimentos.

La ministra Rocío Tábora manifestó que trabajan para asegurar las provisiones que conformarán los sacos solidarios.

“Hay un criterio internacional que cada persona necesita consumir fundamentalmente 2,200 calorías diarias, entonces tenemos que garantizar que en esa provisión las tengamos”.

Tábora indicó que el mecanismo de entrega será el mismo que se ha venido desarrollando.

“Hoy (ayer) vamos a terminar de definir el cronograma de entrega”, apuntó.

Agregó que los recursos para la compra de los alimentos está garantizada, pero igual están pidiendo a los productores que los precios sean acorde con la crisis.

“Estamos parcialmente surtidos, el dinero lo tenemos, pero queremos garantizar la producción para el resto del año”.

Luis Colindres, director de Senprende, declaró que los sacos solidarios que están siendo entregados por las Fuerzas Armadas son para 15 días.

Detalló que esperan comenzar con la entrega en un par de días en la zona norte, sobre todo donde ya se presentaron casos de coronavirus como San Pedro Sula, Villanueva, Yoro y Colón.

Colindres dijo que se le está dando prioridad a los grupos o sectores que hacen su salario con lo que trabajan a diario y que por la pandemia no pueden salir a laborar.

“La Operación Honduras Solidaria pretende entregar sustento de un mes para una familia de entre cuatro a cinco personas”, concluyó.

La Prensa