Sampedranos preocupados por suspensiones de energía

Los empresarios reconocen que los mipymes son los más afectados con los cortesAdvierten que habrá despidos de personal por baja producción y ventas

Los salones de belleza, barberías, pulperías y glorietas son de los pequeños negocios más afectados con los cortes de energía. Fotos: Melvin Cubas. <br/>
Los salones de belleza, barberías, pulperías y glorietas son de los pequeños negocios más afectados con los cortes de energía. Fotos: Melvin Cubas.
/

San Pedro Sula, Honduras

Pérdidas millonarias causarán las suspensiones de energía anunciadas por la Comisión Reguladora de la Energía Eléctrica (Cree) en la zona norte, aseguran expertos.

Ante el anuncio de racionamientos que afectarán fuerte la zona noroccidental entre marzo y junio, los empresarios, ciudadanos particulares y emprendedores dicen estar preocupados.

Ya conocen los estragos que las interrupciones de más de ocho horas han causado a los negocios desde que la EEH asumió el control del suministro.

389,000
Clientes En San Pedro Sula y alrededores tiene la Empresa Energía Honduras (EEH).

Expertos advierten que podría haber cierres de negocios, sobre todo de micros, pequeñas y medianas empresas (mipymes) y muchos se quedarían sin empleo.

Óscar Ramos, dueño de una pulpería en la colonia Fesitranh desde hace más de 30 años, recordó que cada vez que hay suspensiones de energía por varias horas se le echa a perder producto frío como los helados y lácteos.

“Los helados se echan a perder y la empresa no le reconoce nada a uno, es pérdida. Se me ha perdido bastante producto con esos apagones de ocho horas”, contó.

Ramos indicó que como medida no se abastecerá de producto frío aunque esto provocará que pierda clientela.

“De por sí las ventas están bajas, pero bajarán más con los cortes anunciados. Es preocupante de verdad”, expresó Ramos.

Otros negocios como las barberías también se ven afectados porque las altas temperaturas ahuyentan a quienes se quieren cortar el pelo y están acostumbrados a un espacio climatizado.

“Trabajamos con algunas máquinas inalámbricas, pero muchos no se quieren cortar el pelo por el calor y mejor se van”, lamentó un barbero del centro de la ciudad.

Los racionamientos anunciados se deben a los graves efectos de la sequía, a los sistemas colapsados y a la falta de inversión de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee).

“El día que se va la luz, se cierra, no se puede hacer nada porque es sofocante el calor y las máquinas no se pueden usar, nosotros ocupamos energía para todo y no tenemos capacidad para comprar una planta eléctrica”, compartió Karla Santos, encargada de un salón de belleza en barrio Guamilito. Santos destacó que por apagones anteriores ha tenido pérdidas del 40%.

Cortes de energía
En 2017, los empresarios destacaron que por los constantes cortes de energía la producción se redujo un 5%, lo que a diario representaba pérdidas por L65 millones. En ese momento indicaron que la producción diaria era de L1,300 millones.

Esperanza Escobar, presidenta de la Asociación de los Micros y Pequeños Industriales de Honduras (Ampih), reveló el sentir de los mipymes afiliados, quienes destacan que de nada les sirve el incentivo de la Ley de Apoyo a la Mipyme que los exonera de impuestos, si ellos como pequeños productores son los más afectados con los racionamientos, que los obliga a escoger si bajan la calidad de sus productos o despiden personal.

Aunque la solución para muchos sería la compra de una planta generadora, la mayoría reconoce no tener dinero para eso.

Escobar apuntó que no pueden pagar un aumento en el costo de la energía y propone una tarifa especial para los pequeños empresarios y así conservar puestos de trabajo.

Menoti Maradiaga, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio de Honduras (Fedecámara), declaró que los racionamientos deben ser programados, para que los que pueden tomen sus precauciones.

“El más afectado es el micro y pequeño empresario. Los talleres mecánicos, de soldadura, de pintura, pulperías, etc”.

Maradiaga agregó que en cuanto a las grandes empresas, el costo de su producción aumenta con el uso de las plantas generadoras y extienden o cambian los horarios a sus colaboradores.

German Pérez, directivo de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), opinó que con las bajas ventas y los altos costos de los servicios llevan a las empresas a tener que prescindir de algunos de sus colaboradores.

“Una de las razones por las que nosotros no somos atractivos para la inversión tanto nacional y extranjera es por los racionamientos de energía y por otro lado el costo de la energía es el más alto de Centroamérica”, concluyó Pérez.

La Prensa