04/07/2022
09:06 PM

Más noticias

El Tablón podrá contener hasta la lluvia de tres huracanes Mitch

La cortina de la presa frenará las crecidas del río Chamelecón y evitará que sobrepase los bordos e inunde el valle de Sula.

San Pedro Sula. El diseño de la represa El Tablón que se construirá para contener inundaciones en las partes bajas de San Pedro Sula, Villanueva, La Lima, Choloma y Puerto Cortés, presentado a los empresarios y alcaldes del valle de Sula, es relativamente nuevo en el ámbito hondureño, pero usado en otros países como México.

En resumen se llama rompepicos porque corta o contiene los picos de crecidas que descarga el río cuando hay fenómenos como tormentas tropicales o huracanes.

LA PRENSA Premium conversó con el ingeniero Adolfo Larach, desarrollador del Grupo Hidrovolcán, quien en la actualidad construye en el río Ulúa la represa El Tornillito, con capital privado y próximamente con financiamiento del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Larach despejó cada una de las inquietudes surgidas tras el anuncio de que el proyecto va porque va.

__¿Usted qué papel tiene dentro de este proyecto?

Haga de cuenta que soy consejero. Nosotros estamos desarrollando el proyecto El Tornillito, una obra mucho más compleja que El Tablón, porque tiene componente hidroeléctrico y más interfaces como sala de máquinas.

__¿Cómo surgió la idea de proponer este tipo de represa?

Después de Eta y Iota, vimos que el valle sufre demasiado. El Tablón no es rentable con el componente eléctrico y por eso nadie lo ha adoptado. Nosotros lo vamos a adoptar como un tema social, ya hemos hecho cuatro represas y somos, como quien dice, los indicados para empujar esto, porque sabemos lo que está pasando. Sabemos que el diseño anterior no estaba bien y tomamos la decisión de ayudar al Gobierno, a guiarlo porque ellos tienen 30 años, casi 40 años de no hacer una represa después de El Cajón.

__Llama la atención el diseño, ¿no habrá embalse y no habrá necesidad de inundar ahí?

No se va a hacer una inundación permanente como normalmente se acostumbra a ver en El Cajón. La represa va a tener un pequeño laguito, pero muy pequeño. No lo que se pensaba antes. Será un lago pequeño para almacenar el agua industrial que se va a ocupar ahí, pero casi un 80% de la represa va a estar vacía. Por eso es una presa seca, porque solo se usa todo el espacio cuando hay una emergencia climática como un huracán.

Datos

3,800 metros cúbicos por segundo fue el flujo de agua que entró al valle de Sula durante Eta y Iota, lo que causó inundaciones. Con la presa bajaría a 1,700.

45,000 millones de dólares perdió Honduras tras el impacto de las tormentas Eta y Iota en noviembre de 2020. Sucedieron en un margen de 15 días.

__¿Pero las cantidades de agua que bajan con esos fenómenos son enormes?

Se cierran las compuertas y se empieza a almacenar el agua para que pase de un 20% a un 80% con la llena. Sí, se llena, pero solo estará así por tres días. Si se acuerda en Eta y Iota fueron 12 horas de pánico y después todo quedó inundado. El río a las 12 horas bajó, pero ahí nos quedó bajo de agua toda La Lima por varias semanas. Eso es lo que vamos a evitar, romper ese pico, esas 12 horas que hay, como dicen, para pasar el agua bajo techo. Nos va a dar tiempo para que esa cantidad de agua se almacene en algún lado, de tal manera que no rebalse los bordos.

__Las llenas son repentinas y medibles, ¿y el resto del año?

Son eventos, ahora es que son más frecuentes. Por ejemplo, entre Eta y Iota hubo solo 15 días de diferencia. Eso jamás se había visto antes, pero es más seguido y el valle ya no aguanta estarse rehaciendo cada vez que venga un huracán, la gente pierde la esperanza.

__¿Cómo surge este diseño, ustedes lo elaboraron con algún grupo de ingenieros?

El diseño se elaboró con el grupo de ingenieros de El Tornillito junto con nuestros consultores. Lo adoptamos inspirados en otros proyectos. Esto no es nada nuevo y tampoco es que inventamos el agua caliente. Es algo que se ha usado en otros países.

Realmente se está pretendiendo el control de inundaciones y nos dimos cuenta que cómo estaba diseñado no funcionaba. Hacía de todo un poquito, pero nada lo hacía perfectamente bien. Como dicen: el que mucho abarca poco aprieta. Entonces, lo rediseñamos pensando en salvar vidas.

El componente de energía eléctrica sale sobrando. Solo será para control de inundaciones, agua potable y riego.

__¿Entonces, ya no habrá reubicación de personas y comunidades por un posible embalse?

No habrá inundaciones permanentes. Usted sabe que cuando inunda algo permanentemente y queda todo bajo agua hay que indemnizar y pagar. Tampoco puede cultivar ni hacer nada. Ya se sabe que la zona solo se va a ocupar por dos o tres días. Va a hacer una llena que solo va a durar tres días y después se seca; obviamente, casas ahí no pueden haber, porque se van a inundar eventualmente.

Pero puede ser que eso suceda una vez en 20 años, no sabemos. Tenemos que estar preparados.

__¿Los costos de construir esta represa bajan considerablemente?

Claro, básicamente. Cuáles fueron los ahorros sustanciales: número uno, quita la casa de máquina de energía. Hacer una apuesta hidroeléctrica es caro, y en este caso no era muy eficiente, era muy caro. Si usted lo desglosa y lo desmenuza ve que está muy cara esa parte de la energía, no vale la pena. Número dos: allá por La Ceibita, eso quedaba inundado. Ahí hay un puente y un tramo de carretera que está bastante bajo con relación al nivel del mar, entonces esa parte quedaba inundada con el diseño original. Si eso pasaba había que relocalizar la carretera y dar una gran vuelta y hacer una carretera nueva y otro puente. Costaba 40 millones de dólares solo relocalizar la infraestructura que iba a quedar inundada.

El Tablón podrá contener hasta la lluvia de tres huracanes Mitch

__En caso de que haya una crecida y se contenga a partir de la cortina, ¿eso no afectaría a las comunidades?

Póngale que para que llegue ahí tendría que caer un diluvio. Tendría que ser tres veces el huracán Mitch. Yo le puedo decir que es probable, la verdad. Es muy poco probable; tal vez en mil años lo vamos a ver. Y si llegara a ocurrir algo tres veces fuerte que el huracán Mitch, podría llenarse la presa tanto que llegue el nivel hasta allá donde está el puente. Pero qué pasaría si llega al puente, bueno, interrumpir el paso de los carros por tres días. Después, usted vacía la represa poco a poco y vuelve todo a la normalidad. No vale la pena que por una eventualidad que vaya a pasar dos días o tres días se tenga que mover ese puente. Realmente es algo que puede ser que nunca ocurra.

__¿Por qué se llama rompepicos la presa?

Porque rompe los picos de crecida, o sea la avenida. Cuando viene muy concentrada el agua es un pico. Nosotros le llamamos un hidrograma. Un hidrograma es cuando el río trae normalmente, póngale, 50 metros cúbicos por segundo el caudal y de repente llueve y se viene en 10,000 metros cúbicos de un solo por segundo. Si pone esos datos en una gráfica de tiempo se mira un pico que dura como 12 horas, pasa de 50 a 10,000 y de 10,000 a 50 en un proceso de cuatro a cinco días: eso es un pico.

Cuando sube a 10,000 solo dura de seis a siete horas y ese es el que desborda el agua en los bordos del valle de Sula. Entonces, al pasar sobre los bordos hay inundación. Ese pico es el que tenemos que cortar, cuando se pone la presa almacena esa agua y se rompe el pico de agua.

__¿El costo que se anunció es el valor total del proyecto o solo es una parte?

120 millones de dólares es lo que se está presupuestando ahorita. Eso es lo que va a valer. Antes valía $250 millones con todos los componentes y todas las indemnizaciones, además de mover esa carretera y tardaba cinco años. En la construcción de esta nueva represa solo se van a invertir $120 millones y la puedes hacer en tres años; ganas tiempo y dinero.

__¿Hidrovolcán va a construir el proyecto?

No, bajo ningún punto. Haga de cuenta que nosotros somos el Cuerpo de Bomberos que estamos ahí haciendo un servicio social. Solo que vamos a acompañar al Gobierno para que con nuestros conocimientos empujarlos a que se tiren y hagan las cosas bien, a guiarlos para que no cometan errores.

__¿Qué viene ahora?

Todo lo que implica el proceso de licitación. Nosotros solo estamos como guiadores, les vamos allá a dar ayuda sin ningún interés.

__¿Y los estudios?

Eso ya los había hecho el Estado por 30 años. El proyecto no lo inventamos nosotros. Ese proyecto tiene 30 años en estudios y ha pasado por varias manos. Ya lo tuvo la Comisión del Valle de Sula por muchos años. Ellos hicieron estudios de factibilidad, contrataron firmas de ingeniería, consultores, hicieron levantamientos, tuvieron donaciones de Kuwait para hacer levantamientos topográficos, geotécnicos, geológicos, hidrográficos. Analizaron todo el tema de reasentamiento humano. Analizaron todo eso y lo tienen todo mapeado. Hicieron la socialización, los levantamientos de cuántas casas, comunidades y personas hay. Luego pasaron a Invest-H y ahora lo tendrá la nueva Secretaría de Infraestructura y Transporte (SIT) y, mientras se terminan de acomodar, no quieren perder tiempo y se ha unido el Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS).

El Tablón podrá contener hasta la lluvia de tres huracanes Mitch