BID ofrece reformular la cartera y apoyo técnico en la reconstrucción

El vicepresidente del organismo Marlon Tábora descartó asignar una mayor cantidad de recursos o alivio de la deuda. BCIE ofreció financiar proyectos para evitar inundaciones.

Honduras necesita fondos para atender a los miles de damnificados y afectados por Eta, que ya suman más de 1.6 millones.
Honduras necesita fondos para atender a los miles de damnificados y afectados por Eta, que ya suman más de 1.6 millones.

TEGUCIGALPA.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ofreció su apoyo técnico para ayudar a Honduras en su proceso de rehabilitación y reconstrucción nacional tras el paso destructor del huracán y tormenta tropical Eta, pero descartó un alivio de la deuda o la asignación de mayores recursos a los ya aprobados al país.

“El Banco sin ninguna duda brindará todo su apoyo técnico, si así es requerido, para ayudar al país en esta tarea de buscar soluciones a lo que se necesite; pero eso en ningún momento se debe interpretar como mayor cantidad de recursos a los ya aprobados y menos pensar que esto será un alivio de deuda”, indicó Marlon Tábora, vicepresidente financiero del BID, a LA PRENSA.

Según estimaciones independientes, los daños económicos ocasionados por Eta en Honduras, conforme a una primera evaluación, podrían situarse en 5,000 millones de dólares, alrededor de 123,500 millones de lempiras.

Consultado sobre la posibilidad de nuevos financiamientos del BID para acometer la reconstrucción del país, el vicepresidente del BID comentó a LA PRENSA que el banco siempre está en disposición de ayudar a los países, y más en situaciones de esta naturaleza, pero en este caso sería mediante la reformulación de su cartera de crédito.

“Uno de los mecanismos que se utilizan es la reformulación de la cartera cuando el país así lo decide. Eso no significa recursos adicionales, sino redirigir lo que ya se tiene aprobado como debe ser para salvaguardar la sostenibilidad fiscal”, dijo.

El Banco ya tiene definido lo que puede y lo que no puede hacer en estos casos.

Marlon Tábora, vicepresidente del BID

En ese orden de ideas, el expresidente del Banco Central de Honduras (BCH) y excoordinador del Gabinete Económico consideró prematuro estar pidiendo dinero sin tener una evaluación seria de la magnitud de los daños.

“Sabemos que es grande, pero es necesaria cuantificarla, y menos sin tener un plan de lo que se pretende llevar a cabo”, agregó.

Indicó que el BID sin ninguna duda brindará su apoyo técnico en la búsqueda de soluciones para la reconstrucción, pero reiteró que eso no debe tomarse como una posibilidad de asignación de nuevos financiamientos. “En este momento lo importante es atender la emergencia”.

Indicó que la solicitud de reformulación de la cartera de préstamos de Honduras con el BID es una tarea que le compete a la Secretaría de Finanzas, conjuntamente con los equipos del BID, ya que en algunos casos puede requerir aprobaciones del directorio del organismo.

“El Banco ya tiene definido lo que puede y lo que no puede hacer en estos casos, no solo para Honduras, sino para todos sus miembros, y lo que se pueda facilitar se hará no solo para Honduras, sino para todos los países afectados”, afirmó. Tábora dijo que seguramente habrá gente mencionando montos, pero el BID trabajará con las solicitudes formales y sobre los temas específicos. “Cuando tengamos algo concreto seguramente el representante o la gerente podrán comentar los detalles”, expresó.

El también exembajador de Honduras en Washington fue designado a principios de octubre pasado como nuevo vicepresidente de Finanzas del BID por el recién nombrado presidente del organismo multilateral, Mauricio Claver-Carone.

Financiar represas

Por su lado, el presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) lamentó la dimensión de la tragedia en Honduras, en particular en el valle de Sula, y en ese sentido dijo que el Banco está dispuesto a apoyar al sector privado a invertir en represas en el río Jicatuyo, río Choluteca y otras para poder mitigar estas inundaciones.

Los daños reportados por el Gobierno en deslizamientos y puentes en Honduras son importantes, y el BCIE “está atento de cómo asistir en restablecer esas vías”.

La Prensa