Más noticias

Males que alteran la vida sexual en la vejez

Afecciones físicas, viudez, falta de pareja o apatía por la intimidad son algunos factores que afectan a la mujer

Cuando se trata del motivo de que las mujeres mayores tengan menos sexo a medida que envejecen hay más factores aparte de la biología. Varios factores psicosociales contribuyen a la reducción en la libido, afirma un estudio reciente.

Esos factores incluyen problemas con la imagen corporal, la autoconfianza, el atractivo percibido, el estrés, los cambios en el estado de ánimo y las relaciones.

Las indagaciones anteriores se han enfocado sobre todo en las causas biológicas de la reducción de la actividad sexual en las mujeres mayores, como los sofocos, los problemas del sueño, la resequedad vaginal y el coito doloroso.

El nuevo estudio incluyó a casi 4,500 mujeres posmenopáusicas en Reino Unido inscritas en un ensayo sobre las pruebas de detección del cáncer de ovario.

Antes del inicio de las pruebas de detección anuales, alrededor de la mitad de las mujeres eran sexualmente activas, pero hubo una reducción en todas las áreas de la actividad sexual a lo largo del tiempo. La actividad sexual fue menos frecuente, no tan placentera y más incómoda.

El estudio se publicó en la edición en línea del 10 de julio de Menopause, la revista de la Sociedad Norteamericana de la Menopausia (North American Menopause Society, Nams).

El principal motivo de la falta de actividad sexual fue la falta de pareja, debida sobre todo a la viudez, según el estudio.

Otros motivos comúnmente reportados de la reducción en la actividad sexual incluían una afección médica de la pareja, la disfunción sexual de la pareja, los problemas de salud de la mujer misma, los síntomas relacionados con la menopausia y los medicamentos recetados.

Los motivos más comúnmente reportados de una libido baja fueron problemas en la relación, la logística y las percepciones sobre el envejecimiento.

Apenas un 3 por ciento de las mujeres del estudio describieron unas experiencias sexuales positivas y solo un 6 por ciento buscaron ayuda médica para los problemas sexuales.

“Los problemas de salud sexual son comunes en las mujeres a medida que envejecen, y los factores de la pareja tienen un rol prominente en la actividad y la satisfacción sexual de las mujeres, lo que incluye la falta de pareja, la disfunción sexual de la pareja, la mala salud física de la pareja y los problemas en la relación”, señaló la Dra. Stephanie Faubion, directora médica de la Nams.

“Además, los problemas relacionados con la menopausia, como la resequedad vaginal y el dolor durante el sexo, se han identificado como dificultades que afectan a la función sexual; pero pocas mujeres buscan tratamiento para esas dificultades, pese a la disponibilidad de terapias efectivas”, añadió en un comunicado de prensa de la revista.

Tips
1. Reaviven el deseo, esfuércense en seducir al otro a diario. ¡Ahora disponen de más tiempo! Aprovechen ese tiempo para volver a encender la sensualidad y añadir intensidad a la relación íntima.

2. Su intimidad ha conocido los altibajos de los hijos y de la carrera profesional, pero ahora su tiempo les pertenece solo a ustedes ¡y les permite poner a su pareja como principal prioridad!

3. Descubran lugares diferentes, exploren otro ambiente, utilicen su nuevo horario para saborear juntos en la cama las mañanas de lluvia, duerman la siesta a la hora que quieran y acaríciense.

Con información de EFE