17/07/2024
12:44 AM

Una nueva nación

Javier Santos Mancías

Según el investigador Tomás Pérez Vejo, profesor de la Escuela de Antropología e Historia de México, el proceso de construcción de una nación no está en las leyes, sino que con ellas se construyen los estados; el proceso está en las leyendas, en la literatura, en las obras de teatro, en la historia, en la pintura, en otras palabras en la cultura.

La comprensión de ese proceso nos brinda hoy una oportunidad única para hacer un llamado a todos los involucrados en la configuración de nuestra nación: artistas, deportistas, escritores, y todos aquellos líderes que nos sentimos responsables de velar por la identidad nacional de Honduras debemos hacer acopio de todos los elementos culturales, cívicos y religiosos que nos han dado la fuerza para actuar en conjunto frente a las adversidades del pasado. Con los talentos y aportes de cada sector puede forjarse una ayuda moral invaluable para el trabajo y el servicio del personal médico en los hospitales, de las autoridades civiles y militares, pues junto al gesto solidario de quienes se han quedado en casa como muestra de responsabilidad social para evitar el contagio, la cultura puede ser vehículo privilegiado para entender, compartir y construir una nueva visión y misión de país.Como hondureños hemos soñado, recordando el legado de nuestros próceres y el mandamiento del amor a Dios y al prójimo, con la configuración de una nación próspera, como una familia cimentada en los valores del trabajo, la honestidad, la esperanza, el sentido religioso, el amor, la solidaridad, la justicia y la paz, en la que se promueva una vida digna para todos. En el actual contexto que nos aflige hemos de sentirnos llamados a conjugar toda la riqueza contenida en los elementos de nuestra cultura que nos recuerdan y hacen vibrar como una sola nación para salir victoriosamente renovados y seguir trabajando unidos por una patria más sana, fuerte, unida, solidaria, justa y pacífica. ¡Que Dios bendiga a Honduras!