19/02/2024
05:50 PM

Taikonautas

  • 27 abril 2022 /

El 16 abril de 2022, tres taikonautas chinos, dos hombres y una mujer, aterrizaron en la región septentrional de Mongolia Interior después de 183 días en el espacio, culminando la misión tripulada más larga de China.

El regreso a la Tierra tardó unas nueve horas después de que la Shenzhou-13 (Nave Mágica) completara la separación del módulo principal de la estación espacial Tiangong (Palacio Celestial).

El pasado octubre, los astronautas despegaron en la nave Shenzhou-13 desde el desierto de Gobi, en el noroeste de China. Es la segunda de las cuatro misiones tripuladas previstas entre 2021 y 2022 para ensamblar la estación Tiangong.

Ubicada a unos 350-400 km de altitud, la estación debe contar con tres módulos, de los que solo uno está por ahora en órbita, el Tianhe (Armonía Celestial), donde se alojó la tripulación.

Los otros dos módulos de la estación, denominados Mengtian y Wentian, se lanzarán el próximo año y se acoplarán a Tianhe. Permitirán que se lleven a cabo experimentos en diferentes áreas.

El país asiático decidió construir una estación después de que los estadounidenses se negaran en 2011 a aceptar a China en la Estación Espacial Internacional, resultado de una colaboración entre Estados Unidos, Rusia, Canadá, Europa y Japón.

China ha invertido miles de millones en su programa espacial, gestionado por el Ejército, con el propósito de disponer de una estación tripulada permanentemente en 2022 y eventualmente enviar humanos a la Luna.

Honduras ya habría colonizado la Luna, con lo que se paga en los poderes del Estado, a quienes, muchos sin calificación alguna, aseguran que no es suficiente su sueldo y que ganan más fuera del Gobierno. Quizá deberían aplicar para Taikonautas.