22/04/2024
12:46 AM

Quisiera... Quisiera

  • 10 febrero 2023 /

Quisiera cambiar el mundo y ponerlo a tus pies, quisiera que el mundo te viera con esos ojos amorosos con que yo te veo y aprendiera a vivir de la mano contigo para ser diferentes, felices y serviciales.

Quisiera entregar en tus manos, la humanidad cantando, alabando, adorándote y dándote gracias por ser ese Dios maravilloso, amoroso, lleno de ternura y compasión. Quisiera que todos los cristianos pudiéramos decir con toda la profundidad de nuestro corazón: ¡Aquí estoy, Padre Amado, para hacer tu voluntad, hágase como Tú has dicho!

Exactamente como dijo María cuando pronunció su hágase al momento de la anunciación.

Quisiera que todos viviéramos haciendo esas cosas bellas que se prodigan los amigos queridos, los esposos amantes, los padres e hijos cariñosos, los maestros y alumnos compenetrados.

Quisiera que no existiera el mal, que no existiera el dolor, ni las guerras, ni la violencia, ni la corrupción.

Quisiera que viviéramos como personas preocupadas del bien del próximo, del marginado, del abandonado.

Yo creo en Ti mi Señor Dios, creo que no hay nadie como Tú, Tú me llenas, me satisfaces, calmas mi sed, le das razón a mi vida, soy otra persona por tu amor.

Mis manos no cesan de escribir todo lo que siente mi corazón, es como un desbordamiento del río que se quiere tirar al mar y encontrarse con la fuente inmensa de donde proviene.

Sé que me harás feliz con detalles lindos y primorosos, que me obsequiarás continuamente regalos y dones como un amante enamorado profundamente, que me cuidarás como a la pupila de tus ojos, que me darás de comer exquisitamente, que me conservarás con salud, que alimentarás mi fe continuamente, que no habrá nada que Tú no quieras o puedas darme.

Tengo fe en Ti y sé que harás lo correcto y justo. Te amo mi amado Padre, te amo muchísimo. En tus manos me entrego con silencio y paz...