26/05/2024
11:16 AM

“Los elegidos”

Henry Asterio Rodríguez

En 2019, inició lo que podríamos llamar el fenómeno web-televisivo de la segunda década del siglo XXI, ese año se estrenaba “The Chosen” (Los elegidos) una serie dramática sobre la vida de Jesucristo, creada, dirigida y escrita por el cristiano evangélico Dallas Jenkins, y protagonizada magistralmente por el actor católico Jonathan Roumie. Desde su estreno, la popularidad de la serie no ha dejado de crecer alrededor del mundo, ya sea entre católicos, protestantes y no cristianos. Alcanzando más de 600 millones de visionados en casi 200 países, está en camino a convertirse en la serie más traducida de la historia. Pero una producción sobre Jesucristo no es algo nuevo en el panorama del cine o la TV, de hecho, la vida de nuestro Señor es una de las historias más contadas en el séptimo arte desde que fue inventado, hace poco más de 100 años por los hermanos Lumière. El primer film sobre Jesús, del que se tiene registro, es la película muda de 1902, “La vida y la pasión de Jesucristo” dirigida por Sidney Olcott y producida por la compañía de cine francesa Pathé Frères. Entonces, ¿Qué es lo que ha hecho tan exitosa a “The Chosen”? Para comenzar, la serie no fue estrenada en ninguna plataforma famosa de streaming, sino en una App particular, creada exclusivamente para ella, el acceso a la misma ha sido gratuito desde su lanzamiento, pues su producción se hizo posible gracias a una increíble campaña de Crowfounding, en la que cristianos de todas partes del mundo pusieron un granito de arena para financiar esta serie sobre la vida de Cristo y sus discípulos. Algo verdaderamente sin precedentes en el cine independiente y para una producción de esta escala y calidad. Por otro lado, la buena recepción y popularidad entre el público en general, se debe a que la serie se centra no solo en la persona de Jesús, sino en sus primeros seguidores (los elegidos), y en cómo sus vidas fueron transformadas por su encuentro con él. El director, quien se ha asesorado con teólogos y obispos católicos como el famoso Robert Barron, le ha aportado un enfoque fresco y perspicaz a las ya muy conocidas historias bíblicas, logrando destacarse por ofrecer una visión íntima y profundamente humana de la vida de la primera escuela discipular. De esta manera desafía las convenciones de la narrativa bíblica. Adentrándose en los personajes que rodean a Cristo, explorando sus vidas, luchas y transformaciones en un contexto histórico y culturalmente rico, bien investigado y reconstruido con los estándares de Hollywood. El éxito de “The Chosen” no solo radica en su producción de alta calidad y su enfoque narrativo innovador, gracias a las libertades creativas del guion, sino también en su capacidad para conectar con audiencias de diversas creencias y trasfondos, al presentar a personajes del evangelio como seres humanos complejos y multidimensionales. Mención especial en este apartado merece la construcción del personaje de San Mateo, interpretado por el actor de origen indio, Paras Patel, que definitivamente hay que disfrutar. Y es que la serie invita a los espectadores a reflexionar sobre temas universales como la fe, la redención y el propósito en la vida. Algo que no tiene raza, lengua ni nación, porque habla del corazón del hombre. A las puertas del estreno de su cuarta y última temporada, “The Chosen” es algo que se tiene que ver en familia, y que definitivamente puede ayudarnos a sacarle mejor provecho a la cuaresma.