27/02/2024
02:53 PM

Geográficamente feliz

  • 10 septiembre 2023 /

Hace algunos años leí un reportaje del periodista mexicano Jorge Ramos, el cual tituló “Tour por los países felices”.

Recuerdo que me gustó tanto y encontré tan interesante los datos ahí expuestos que guardé la hoja del diario (la cual conservo hasta el momento) e incluso lo tengo en mi computadora y lo usé para tópico en una reunión familiar.

Me llamó mucho la atención y lo sigue haciendo, que el país donde uno se encuentre, su sistema, su gente, puedan influir de una manera importante en la felicidad de una persona.

Por ejemplo, un estudio por la empresa de análisis y asesoría Gallup publicado hace algunos años y realizado con personas de unos 150 países, informó que son cinco los elementos a tomar en cuenta en cuanto al bienestar integral de una persona; laboral, físico, social, financiero y comunitario.

De todos estos sin lugar a duda hay uno que sobresale en importancia: el sentido de comunidad. Cuando leo esto me digo a mí misma que México debería estar en un puesto aceptable en estos rankins, y me encuentro con un artículo publicado en 2020 en la revista Muy Interesante donde se menciona que, de acuerdo con el Informe de Felicidad Mundial, publicado desde 2012 por la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible para las Naciones Unidas, este país vecino se encuentra en el número 23 por delante de países de primer mundo como Francia.

Desde luego y como es ya de esperarse, los primeros seis puestos se los llevan las naciones nórdicas, nada sorprendente que estén juntas en la lista tomando en cuenta las similitudes que comparten todas ellas en posición geográfica y cultura. Canadá está en el número 10. Estoy segura de que, si no fuera por el frío imperante estaría en un puesto aún más favorable, y es que todo el que vive ahí lo confirma; la vida es buena por esos rumbos, en muchos sentidos.

Pero, volviendo a tierras latinas que son las que nos atañen aquí, y recordando el mayor estudio sobre la felicidad realizado por la universidad de Harvard (mencionado en este artículo) que duró 75 años involucrando a 724 personas, los niveles de felicidad nada tuvieron que ver con riqueza o fama, sino que se vinculaban con las buenas relaciones que mantenían las personas estudiadas. Y es por esto por lo que pienso en el país azteca, ya que por experiencia propia de muchos años también, tengo que estar de acuerdo con Rosalinda Ballesteros, directora del Instituto de Ciencias de la Felicidad de la Universidad TecMilenio de Monterrey en que “lo que tenemos los mexicanos y que nos ayuda mucho, es un sentido de comunidad muy fuerte. Si solo vemos las preguntas que tienen que ver con indicadores de corrupción e inseguridad, eso nos jala hacia abajo; pero cuando ves las preguntas relaciones a si tienes amigos o si te sientes querido y valorado por los demás, son esas preguntas las que nos hacen subir en el promedio”.

Los investigadores de Harvard aseguran que los vínculos sociales con la familia, los amigos y comunidad hacen a las personas más felices, más sanas y provocan que vivan más.

Tres de los factores que toma en cuenta el Informe de la Felicidad mencionado anteriormente son la confianza, el apoyo social y la solidaridad. Creo que estaremos de acuerdo entonces en que uno puede encontrarse en el peor de los infiernos y aun así sobrevivirlo, si cuenta con gente buena alrededor, porque aquello de que “La unión hace la fuerza” sigue siendo tan cierto antes, como ahora.