25/09/2022
01:42 AM

Más noticias

Ciencia y tecnología

Mire a su alrededor y se dará cuenta que nuestro país por décadas ha ignorado y se ha desentendido por completo de toda acción pública que marque políticas estatales referentes a alentar, apoyar, respaldar y asegurar el conocimiento científico a través de la investigación. Nuestro sistema educativo desafortunadamente se convirtió en reciclador de información, un repetidor de lo que otros escriben e investigan; no es que eso en sí mismo esté mal, pero un país que aspire a la luz del desarrollo debe invertir sí o sí en proyectos que alienten la tecnología, investigación, innovación, creatividad y creación de respuestas sociales a partir de la ciencia.

Si no existe investigación científica, el conocimiento entra en obsolescencia, y a su vez este deja de ser funcional y práctico para las sociedades porque entonces nos condenamos a creernos listos cuando en realidad somos “expertos” para un mundo que ya no existe. En esa senda quizá podemos observar una luz de esperanza con la juramentación como secretario de Estado de Ciencia, Tecnología e Innovación al doctor Luther Castillo, quien es un hondureño destacado, graduado de médico en la escuela cubana, con maestría en Administración Pública y posgrado de Políticas Públicas y Gestión en la Universidad de Harvard, EUA.

Honduras no puede seguir postergada en un tema tan importante; de hecho, el mundo nos ofrece ejemplos de países asiáticos que en unas cuantas décadas avanzaron de manera cualitativa al desarrollo por invertir en la investigación científica y en la tecnología. Que el apoyo gubernamental sea efectivo en esta dependencia para que los niños de Honduras asuman como modelos las carreras de Salvador Moncada, Mary Castillo, María E. Bottazzi, y otros compatriotas que destacan en investigaciones científicas de muchas ramas del conocimiento humano.